Cómo elegir una fuente de agua

Elección de fuentes de agua

Las fuentes de agua son elementos decorativos, claro, pero tienen una función bien clara en nuestro jardín u hogar: nos aportan paz, colaboran en la búsqueda de nuestra armonía mental y espiritual, y nos conectan con los elementos naturales de forma casi automática.

Pero al haber una gran variedad de fuentes disponibles en el mercado, la elección no resulta sencilla. Debemos buscar aquella adecuada para el ambiente en donde queramos colocarla. Por eso, aprendamos a ver los aspectos y las opciones que tenemos antes de elegir la fuente de agua ideal para nuestro jardín u hogar.

Consejos para elegir una fuente de agua

Hasta hace relativamente poco tiempo, las fuentes de agua eran casi exclusivas de grandes patios y jardines. Se las usaba como elemento decorativo, y su ubicación en el exterior hacía difícil la tarea de disfrutar de sus sonidos, especialmente, aunque también de su aspecto visual.

Los avances tecnológicos permitieron la creación de pequeños y silenciosos motores, que propician la fabricación de fuentes de agua de tamaños mucho más reducidos, que podemos disfrutar en cualquier estancia o habitación de nuestro hogar, para dejarla como testimonio de nuestro contacto con la naturaleza, incluso puertas adentro.

Hoy podemos adquirir (o también hacer con nuestras manos) fuentes de agua en una infinidad de materiales y formatos. Con o sin luces, con piedras, con varas, con elementos vivos y hasta en acuarios o peceras para airear el aire en preciosas cascadas, permitiendo un mejor hábitat para pequeños peces.

A la hora de elegir una fuente de agua, lo mejor es comenzar por planificar su ubicación. Ello nos permitirá tener una idea del tamaño máximo que la pieza pueda tener, y también veremos si podremos o no elegir entre fuentes de pie (de piso), de apoyo (para colocar sobre una mesa o similar), o hasta montadas en una pared.

Ya definidos estos detalles, veremos el uso que queremos para la fuente. Si queremos que luzca hermosa y que sea silenciosa, elegiremos preferentemente una de materiales menos duros, como cañas, bambúes y otros. Si queremos una que provoque ruido de cascada o esos relajantes sonidos del agua al caer, elegiremos una de piedras, y que posea una mayor altura en el hilo de agua. Recuerda que la caída del agua sobre el material es lo que produce el ruido.

Si queremos una fuente de agua que sea extravagante, y que combine con un estilo moderno a la vez que resulte relajante, podemos elegir una con luces de LED que vayan "tiñendo" el agua a su paso. También podemos elegirlas con detalles o piezas en cobre, en hierro, o en cristales y piezas de vidrio, ya sean naturales, con burbujas, o con grabados.

Para hogares donde hay niños o mascotas curiosas, no se recomiendan las fuentes bajas ni las de piso, ya que podrían ser fácilmente alcanzadas por ellos. En zonas donde la humedad de las fuentes pudiera hacer daño, será mejor elegir una de piso o de pedestal, para procurar una base que contenga cualquier gota de agua que pudiera escaparse, sin dejar una mancha en parqués, mesas de madera u otras.

Sea cual sea la fuente de agua para tu jardín u hogar que elijas, estos elementos decorativos te van a ayudar en tu relajación, en meditación, y son un bellísimo adorno que puedes observar y disfrutar gentilmente durante horas.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo elegir una fuente de agua, te sugerimos que visites nuestra sección Decoración.

Esta nota te fue útil?
9 valoraciones.
El 67% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social