Cómo elegir una bomba para piscina

Consejos para comprar una bomba para piscina

Atrás quedaron los días de las piscinas desmontables que debían ser vaciadas cada pocos días, y limpiadas con trapos y lejía rebajada para evitar hongos, moho y suciedades. Hoy puedes llenar la piscina sólo una vez por año y mantener el agua en perfectas condiciones, sin desperdiciarla, aprovechando las nuevas tecnologías para su mantenimiento.
Nos referimos a las bombas para piscinas, y aquí te explicaremos cómo elegir la más conveniente.

¿Para qué sirve la bomba para piscinas?

En las viejas piscinas, la bomba se limitaba a succionar el líquido para renovarlo por otro. Hoy, el filtrado y saneamiento del agua permiten aprovecharla de manera higiénica y responsable con el medio ambiente, cuidando de nuestra salud y propiciando horas y horas de sano entretenimiento.

Así, las bombas permiten conservar el agua, y esto es beneficial para la piscina: evita que se deformen las estructuras, que se resquebrajen, cuida de la pintura o el gel coat, y facilita una vista más agraciada de todo el jardín en invierno y en verano por igual.

Tipos de bombas para piscinas

Existen dos tipos básicos de bombas para piscinas:

Bombas sumergibles o bajonivel: Son las que se integran a la piscina, y tienen un propósito y funcionamiento bastante limitado, pues sólo hacen desagote. El artefacto succiona y retira el agua de la piscina, descartándola hacia el exterior (pudiendo aprovecharse para el riego) y rellenando el faltante de la piscina con agua limpia y nueva.

Bombas centrífugas: Son mucho más completas, ya que permiten el desagote, o el filtrado y recuperación del agua.

Las bombas pueden ser móviles o estar integradas al paisaje, a un lado o bajo tierra, en un recoveco especialmente diseñado, dependiendo del tamaño de la piscina.

Bombas móviles: Son más prácticas para piscinas pequeñas y de materiales flexibles (como fibra de vidrio, PVC, etc.), pues se movilizan cuando las necesitamos y se acomodan según las formas y dimensiones de la piscina.

Bombas fijas: Requieren de un sistema de cañerías integradas en la piscina, por donde succionan el agua, la filtran y reingresan por una cañería independiente, o bien la descartan por un desagüe. Este sistema es el más apropiado para piscinas de hormigón, y para aquellas de grandes dimensiones.

Cómo elegir la bomba para piscinas

Las bombas deben elegirse según las dimensiones y volumen de la piscina, y también del paisaje que queremos lograr en el jardín. Elige la bomba conveniente para el poder de succión necesario, teniendo en cuenta la que más funciones te ofrezca.

Hay bombas más completas que cumplen con la función de desagote y de filtrado, además de recirculado del agua (no la filtran sino que la remueven, para oxigenarla y permitir la mejor distribución de los químicos de mantenimiento), además de filtros integrados y retrolavado de los mismos.

Para tener la piscina en condiciones, además de la bomba necesitas utilizar la pala de red (que recoge las hojas y suciedades flotantes), y también cepillos especiales que eliminan la suciedad adherida en el fondo y los laterales. Una bomba adecuada tendrá la posibilidad de adaptar estos cepillos a la manguera de succión (barrefondos) para poder retirar la suciedad ni bien la desprendemos de las paredes y del piso.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo elegir una bomba para piscina, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?
6 valoraciones.
El 50% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social