Cómo elegir un whisky

Algunas de las características que nos permiten elegir y catar un buen whisky.

Cómo elegir un whisky

Origen del whisky

El whisky, también llamado en otros países whiskey o güisqui, es una bebida alcohólica hecha a base de la destilación del mosto o zumo de una serie de cereales, entre ellos la cebada, centeno y maíz. Su nombre procede del gaélico escoses que significa "agua de vida".

Cómo elegir un whisky
Cómo elegir un whisky

© Depositphotos.com/Alex_L

Esta bebida alcohólica tiene toda una tradición que la respalda, como el uso del barril de roble blanco que se utiliza para el posterior envejecimiento; esta madera es la que luego le da el color característico al líquido.

El contenido alcohólico del whisky varía entre 40 y 62% del volumen total, y puede clasificarse según su tipo (whisky de malta y whisky de grano), y por su origen (whisky escoses, whisky canadiense, whisky irlandés, etc.).

Características del whisky

Tal como se hace con el café y el vino, también se puede analizar la categoría del whisky de acuerdo a su destilación y envejecimiento. Para catar esta bebida se debe conocer el producto y admirar las características de cada tipo.

De manera general, podemos decir que una vez servido en una copa de cristal transparente contra un fondo blanco, se debe admirar su apariencia: color, profundidad y claridad.

El color del whisky depende de muchos aspectos, entre los que están el tipo de madera y algunos colorantes que les son permitidos agregar. Puede ser de tono melaza, caoba, cobre, oro viejo, y luz de sol, entre otros.

En cuanto al aroma del whisky, puede ser puro o diluido con agua. En cualquier caso, debe tener un olor penetrante.

"El whisky es una bebida alcohólica hecha a base de la destilación del mosto o zumo de una serie de cereales."

'