Cómo elegir un secador de pelo

El mejor secador de pelo

Muchas personas prefieren evitar las secadoras de cabello, pues creen que el calor seca y daña el pelo. Lo cierto es que el exceso de calor y la mala aplicación pueden causar daños, pero las tecnologías modernas hoy nos ofrecen productos gentiles y cuidadosos, que protegen y miman nuestro cabello, secándolo, alisándolo y dejándolo con más brillo y salud.

Elegir la secadora según el uso

El tipo de secadora de cabellos que elijas dependerá del uso que le des. Si viajas a menudo, evita comprar modelos grandes y complicados; si secas tu cabello a diario asegúrate de elegir un producto de buen diseño y liviano; si usas el secador para alisar tu cabello elige un modelo con pinzas de presión, así como si tienes grandes rizos y no quieres perder volumen has de elegir un modelo con difusor de calor, que es una boquilla más ancha que se coloca a presión en la salida del aire caliente del artefacto.

¿Qué debe tener un secador de pelo?

Hay ciertas características que debes observar a la hora de escoger tu secadora de cabellos, sea cual sea el uso y modelo.
Asegúrate de que el aparato use el mismo voltaje de la red eléctrica de tu ciudad, y si tienes planeado viajar al exterior, adquiere un modelo con un selector de voltaje o con un adaptador.

Además, la potencia del secador es un detalle importante, pues define el caudal de aire y su velocidad en el uso. Lo recomendado es un secador de 1700 voltios en adelante.

Escoge bien el modelo según sus materiales, prestando atención que sea un producto de alta calidad, pues se trata de un elemento que produce mucho calor y debe tener buena resistencia a él. Luego, elige también el modelo según los materiales de sus aditamentos: si tiene pinzas de presión, por ejemplo, puedes optar por un modelo de cerámica o cerámica y turmalina, para una vida útil más prolongada y una mayor protección de tu cabello.

Detalles a la hora de elegir la secadora

Al elegir tu secadora, analiza los accesorios ofrecidos: pinzas, boquillas finas, difusor, peines y otros, según tus necesidades. Observa que el cable de alimentación eléctrica sea grueso y resistente, de preferencia móvil o giratorio en la base.

Los modelos más avanzados ofrecen selectores de temperatura de secado, velocidad y potencia. Con estas funciones podrás usar potencias mayores con el cabello muy mojado, o menos potencia con el cabello húmedo, cuidándolo y protegiéndolo, sin agregarle más temperatura sino mayor caudal de aire.

Finalmente, asegúrate de dar buen uso al artefacto. Si tienes mucho cabello, sécalo por "tandas": úsalo unos minutos, deja descansar y enfriar, y vuelve a usar por algunos minutos más, hasta secar el cabello por completo. Así, evitarás que el pelo reciba un exceso de calor y se dañe.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo elegir un secador de pelo, te sugerimos que visites nuestra sección Accesorios.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social