Cómo elegir un psiquiatra

Diferencias entre el psiquiatra y un psicólogo

A diferencia del psicólogo, quien hace terapias naturales y libres de fármacos, el psiquiatra es un médico especialista en el campo de la salud mental y está capacitado no sólo a dar terapia y tratamiento, sino también a recetar medicamentos que incluyen psicofármacos. Por eso, la elección del profesional es fundamental, pues se trata de una persona a la que estamos "dando permiso" para indicarnos un camino a seguir que puede modificar nuestra existencia. ¿Cómo lo elegimos?

Pautas para elegir un psiquiatra

Si tienes obra social, o el sistema de salud que poseas, analiza las opciones en la cartilla de profesionales que atiendan tu carnet. Allí verás un listado de médicos psiquiatras disponibles para atención. Puedes escoger uno de esta lista, o bien leer los listados de profesionales que atiendan en tu ciudad, y hacer los llamados correspondientes para verificar que tengas presupuesto suficiente como para que tu terapia sea efectiva, y no angustiosa desde este aspecto.

Una vez que tengas la lista de profesionales probables, puedes buscar referencias. Si conoces a alguien que asista al psiquiatra, consúltale sobre su experiencia. Ten cuidado aquí: tal y como ocurre con el psicólogo, el psiquiatra es un médico con el que cada persona se hallará o no a gusto. Si tu amigo o conocido comparte tus mismos valores o es parecido a ti en diversos aspectos, puedes tomar su referencia como más valiosas.

Tu médico de cabecera es también una buena referencia para elegir un psiquiatra. Él o ella conocerá los asuntos profesionales de cada uno, mientras que podrá contrastarlos con tu situación particular en lo que respecta a salud física y también mental. Pregúntale qué médicos te recomienda, y pacta una entrevista con cada uno para definir la química con el profesional.

La primera entrevista con el psiquiatra

Si estás solicitando un psiquiatra, seguramente cuentes ya con la sugerencia de tu médico. Recuerda que este profesional receta medicamentos, es decir que si lo que buscas es un terapeuta convencional (para hacer terapia cognitivo conductual, psicoanálisis, terapia sistémica u otra similar), lo mejor será elegir a un psicólogo. Por otro lado, el psiquiatra será la opción a considerar si sufres episodios de angustia, pánico, ansiedad, depresión clínica u otras semejantes.

El profesional debería dar un turno de consulta previa, normalmente libre de costo. Allí podrán conocerse y definir dos asuntos de vital importancia: el primero es la química que exista entre ambos, y el segundo (quizás el más relevante), si lo que necesitas realmente es una terapia psiquiátrica, de manera concluyente.

En la primera consulta, verifica el plan del profesional o su modalidad de acción ante tu situación particular. Allí podrás definir asuntos de pagos o cobertura de sistema de salud, regularidad de la terapia y tiempo esperado, probabilidad de recetas médicas o terapias alternativas, y también sabrás cuál es la metodología por parte del médico.

Finalmente, ya sabiendo las referencias de tu doctor de cabecera y habiendo definido los detalles, elige al psiquiatra que te ofrezca más comodidad. Si eres más holístico y naturalista, ciertamente que un profesional cuya única respuesta sean los fármacos de laboratorio te pondría en una situación algo incómoda. En ese caso, confía más en quien mezcle ambas terapias, o bien quien te ofrezca una alternativa más saludable.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo elegir un psiquiatra, te sugerimos que visites nuestra sección Salud Mental.

Esta nota te fue útil?
9 valoraciones.
El 78% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social