Cómo elegir un psicólogo

Elección de un psicólogo

Si has decidido acudir a un psicólogo, te damos una guía sobre las diferentes opciones que existen, en donde tu podrás encontrar la que más se adecue a tus necesidades y características personales.

Consejos para elegir un psicólogo

Que sea reocmendado. En primer lugar, es aconsejable que contactes con alguien de tu confianza, que te llegue recomendado por algún familiar o amigo cercano. Es altamente probable que si elijes uno del listín telefónico, por ejemplo, también sea bueno, pero siempre es mejor tener alguna referencia previa. En cada país también existen organizaciones con psicólogos asociados, a las cuales también podrás llamar para asesorarte.

Preferencia de sexo. En segundo lugar, debes pensar si prefieres un hombre o una mujer. Imagínate en la situación de psicoterapia con un sexo u otro, y podrás identificar con quién te sentirías mas cómodo al hablar de tus cosas personales. No olvides que será una persona en quien depositarás tu confianza, tus problemas, tus temores y mayores conflictos.

Teoría psicológica. En tercer lugar, piensa en qué corriente de la teoría psicológica quieres ser tratado. Existen muchas y muy diversas, cada una con su característica particular y que pueden ayudar a la persona de diferentes formas. En esta oportunidad, te presentamos el psicoanálisis y la cognitivo-conductual.

La más conocida y difundida es el psicoanálisis, también con sus propias variantes. En líneas generales, el psicoanálisis aborda la problemática de la persona, inmersa en un continuo temporal, integrando lo acontecido a lo largo de toda la vida. De esta manera, se puede comprender el presente y el porqué del funcionamiento actual, de modo que pueda ser modificado. Es un tratamiento que apunta a ser profundo, es decir, que toca aspectos profundos de la psicología del individuo, por lo que la duración puede ser de más de un año.

Luego, otra corriente muy conocida es la cognitiva conductual, que aborda al sujeto en tanto ser actuante. Se dirige sobre todo a la modificación de las conductas y los pensamientos para que éstos puedan ser mejor manejados por la persona, logrando un mejor funcionamiento en la vida cotidiana. Es una corriente que se utiliza mucho en el tratamiento primario de fobias y otros trastornos de ansiedad, como por ejemplo los ataques de pánico, ya que ayuda en primera instancia a aplacar los síntomas y redirigir las conductas.

En una segunda instancia, se puede recurrir al psicoanálisis para poder entender el porqué del trastorno y así evitar que puedan volver.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo elegir un psicólogo, te sugerimos que visites nuestra sección Salud Mental.

Esta nota te fue útil?
14 valoraciones.
El 86% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social