Cómo elegir un curso de yoga

Consejos para elegir un curso de yoga

El yoga es una actividad física que hace bien al cuerpo, a la mente y al alma. Este es un detalle a considerar a la hora de elegir un curso, pues para ir al gimnasio y para ir a hacer aeróbicos, spinning u otras actividades meramente físicas, generalmente buscamos la comodidad. Tener un gimnasio cerca, elegirlo por el precio o por los amigos que allí concurran son las tres principales consideraciones en esos casos. Pero en lo que respecta a las clases de yoga, debes abrir la mente y el cuerpo hacia la mejor elección.

Elegir un curso de yoga según el lugar y la persona

Todo se basa en las energías. Debes elegir el sitio que te de mayor placer y serenidad, que tenga buena vibra, que te haga sentir confortable, lejos de ruidos y de molestias, que sea un verdadero santuario para tu bienestar. Se dice que los mejores centros han de contar con los cinco elementos a la vista, ser cálidos y especiales, pero la realidad es que debes fijarte en cómo te sientes tú allí dentro.

Antes de inscribirte, recorre las instalaciones, respira profundo, dedica un tiempo para reconocer tus energías en el lugar. Un centro puede no ser estético ni tener cascadas de agua y micro bosques en sus interiores, pero debe transmitirte la paz y el bienestar que buscas.

También fíjate en el instructor o instructora que imparta el curso: debe ser alguien que te inspire confianza, serenidad y goce, que comprenda tus energías y tú las suyas. Él o ella será tu guía espiritual en un camino que cambiará tu enfoque sobre la propia existencia, por lo que es mejor que escuches a tus instintos a la hora de dejarte llevar por la gracia y la experiencia de quien comparta tus energías y comprenda tus necesidades.

Tipos de cursos de yoga

A la hora de elegir un curso de yoga, debes analizar antes qué es lo que deseas. Cuando pensamos en practicar yoga, normalmente nos remontamos al Hatha Yoga, la práctica más conocida en occidente, compuesta de simples movimientos, posturas y técnicas de respiración. Esta es la elección más habitual, y es una actividad relajante para la mente, energizante para el alma, y beneficial para el cuerpo, tonificándolo y estirando los músculos para una mejor oxigenación y bienestar.

Pero hay también otros tipos de prácticas, pudiendo optar por una escuela más abarcadora que el Hatha, que es el Raja Yoga. Otras opciones son el Ashtanga Yoga (o Yoga de Ocho Etapas), el Gñana Yoga (o Yoga del Conocimiento y del estudio), el Karma Yoga (el Yoga de la Acción Desinteresada o Yoga del Servicio, una filosofía de práctica constante) o el Bhakti Yoga (Yoga de la Devoción y del Conocimiento Esotérico), entre otros tipos.

Aunque las prácticas son bastante similares en cuanto a su filosofía, las intensiones y ángulos de atención varían. Debes elegir el tipo de yoga que necesites para fomentar tu bienestar: de movimientos lentos, rápidos, estático, de meditación, de conocimiento y estudio o el que prefieras. Puedes consultar con el instructor para que te indique mejor las diferencias y así elegir con acierto el curso que te brinde mayores beneficios.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo elegir un curso de yoga, te sugerimos que visites nuestra sección Esoterismo y Espiritualidad.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social