Cómo elegir las Herramientas para Pintar

Elige correctamente la herramienta para pintar

Ya hemos aprendido sobre los diferentes tipos de pinturas a tu disposición, según la superficie a recubrir y la labora a realizar. Sin embargo, aunque sepas elegir la mejor pintura para el trabajo en manos, la mala selección de los materiales puede realmente marcar una diferencia, alterando el resultado final de manera adversa.

Pero hay simples reglas a seguir, y trucos por conocer, que te ayudarán a reconocer el mejor elemento para cualquier trabajo de pintura. Lee más en esta nota.

Herramientas para pintura decorativa

La selección de los materiales y herramientas en pintura decorativa dependerá enteramente de las formas y técnicas deseadas. Por ejemplo, los pinceles amplios o pinceletas serán ideales para las pinturas planas de base, y también para la aplicación de productos en capas simples para técnicas de craquelado, por citar un ejemplo. Por otro lado, un pincel liner o delineador será ideal para contornear figuras orgánicas y para crear comas y filigranas o firuletes, mientras que un pincel plano pequeño será el ideal para pintar figuras simples.

Por su parte, los pinceles redondos o mopas son los mejores para utilizar con moldes o esténciles, mientras que los angulares son los elegidos para crear sombras. Incluso los viejos y gastados pinceles servirán en pintura decorativa para crear sombras y envejecidos.

Herramientas para pintura de interiores y exteriores

En paredes, techos o grandes superficies, podemos emplear pinceles, rodillos o sopletes.

Los sopletes nos serán de utilidad prácticamente en cualquier superficie, creando un acabado prolijo. Son los grandes elegidos para paredes de ladrillos y estucos, y también para persianas y superficies texturadas o de muchos componentes, pues logra introducir la pintura en cada recoveco hasta de 1 mm.

Los mejores pinceles para estas grandes superficies son los cónicos de cerdas largas, naturales o artificiales, siempre en buen estado. Recuerda que para pinturas al agua (látex, acrílico) son mejores los pinceles de cerdas sintéticas, mientras que los de cerdas naturales son ideales para barnices y esmaltes sintéticos, o pinturas oleosas. Pueden ser nuevos o usados, siempre que hayan sido bien limpiados y secados, teniendo sus cerdas separadas y blandas.

Los rodillos son más adecuados para lograr acabados brillantes o satinados, y también para aplicar productos de impermeabilización. Son los grandes elegidos para pintar techos, por su practicidad. Dependiendo del acabado deseado pueden ser de lanilla o de goma espuma sintética.

La cantidad correcta de pintura

Finalmente, recuerda que aunque hayas elegido correctamente la pintura y las herramientas y elementos, si aplicas una cantidad errónea de pintura el trabajo se verá afectado notablemente. No debes aplicar demasiada pintura, pues se correría o chorrearía, alterando el resultado final.

Tampoco hagas lo contrario: utilizar muy poca pintura, "estirándola" con fines de ahorrar, pues al secar se verían claramente las zonas poco cubiertas.

Es mejor aplicar la pintura apenas suficiente, en dos capas o manos, dejando secar bien entre ellas, antes que colocar demasiada pintura esperando cubrir por completo en minutos, o colocar poca pintura en cuatro capas.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo elegir las Herramientas para Pintar según la Técnica, te sugerimos que visites nuestra sección Reparaciones y Mantenimiento.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social