Cómo elegir la mascota apropiada para nuestro hijo

Cómo elegir la mascota apropiada para nuestro hijo

No hay niño a la que no le gusten las mascotas, pero, debemos analizar con detenimiento el caso, teniendo en cuenta beneficios y contras.

Mi hijo quiere una mascota ¿Cual es la correcta?

Una mascota para nuestro niño

Entre los 4 y los 6 años, los niños comienzan a sentirse atraídos por los animales, en especial por los domésticos, los que ven en televisión o los que ven en las casas de sus compañeros o familiares.

Cuando piden una mascota pueden pedir desde un caballo, un perro, un gato o un reptil; para ellos no hay límite y correrán a preguntarte: "Mamá ¿puedo tener una mascota?"... claro que antes de contestar hay que balancear los beneficios y los problemas que esto puede llegar a traer.

Ventajas y desventajas de tener una mascota

Son muchos los beneficios de tener una mascota para un niño; por empezar, se hacen más responsables, respetan a otros seres vivos y tienen un carácter más receptivo. Los ayudan a desarrollarse física e intelectualmente, mejoran su autoestima y les sirve para establecer relaciones de confianza. Para los niños con problemas emocionales o cognitivos, una mascota puede ser el contacto con el mundo real que necesitan.

Cómo elegir la mascota apropiada para nuestro hijo
Los gatos son menos dependientes, no gustan de los mimos efusivos y no responden a los niños como a ellos les gustaría

"Para compensar el deseo del niño con nuestras posibilidades hay que elegir a la mascota correcta."

Pero, las contras también son muchas. Tendremos que pensar en el gasto de tener un miembro más en la familia, en el tiempo que tendremos que dedicar a sus cuidados especiales, en qué hacer con ellos durante las vacaciones familiares, al igual que el tiempo que toda la familia pasa fuera de la casa.

Cómo elegir la mascota para nuestro hijo

Para compensar el deseo del niño con nuestras posibilidades hay que elegir a la mascota correcta. Lo primero será analizar las condiciones de salud de la familia (alergias, condiciones respiratorias), luego el espacio disponible para que el animal tenga su lugar y no moleste, pensando que los cachorros crecen, y tercero, la cantidad de dinero que podremos disponer para su cuidado y alimentación.

Los animales que los niños piden con mayor frecuencia son los perros y gatos. Los perros son grandes amigos de los niños y de toda la familia, pero necesitan compañía, cuidados médicos y alimenticios, salidas a caminar y educarlos. Si eligen un perro, lo mejor será conversar con un veterinario sobre las razas y sus personalidades.

"Si realmente quieres que tu niño tenga una mascota pero no te decides, visita un comercio especializado o a un veterinario."

Por otro lado, los gatos son menos dependientes, no gustan de los mimos efusivos y no responden a los niños como a ellos les gustaría.

Otros animalitos muy populares son los conejos y cobayos, requieren pocos cuidados específicos y tampoco necesitan gran cantidad de espacio para estar a gusto. Su alimentación y cuidados médicos tampoco son muy costosos.

Los pájaros no son lo mejor… pero los loros pueden ser buenas compañías e incluso ayudar al niño a comunicarse.

Las tortugas y peces son bonitos pero no interactúan con el niño, si requieren ciertos cuidados, por lo que generarán responsabilidad pero no son animales de compañía.

Saber elegir puede ser complejo, si realmente quieres que tu niño tenga una mascota pero no te decides, visita un comercio especializado o a un veterinario para conversar y que te cuente si existen otras opciones, además de las mascotas más comunes.