Cómo elegir entre un gato y un perro como mascota

Gato vs. perro: ¿Cuál elegir?

Vaya interrogante el de tener que escoger entre un perro y un gato como mascota.
Si buscas un fiel compañero que te reciba en casa al final del día, y no sabes qué camino elegir, lee estos consejos que, esperamos, te ayuden a conseguir a ese tipo tan especial de amor que solo los animales pueden brindar.

Elegir la mascota según el espacio

Lo primero que debes analizar es el espacio disponible en tu hogar. Un perro, por ejemplo, necesita de lugar para ejercitarse, jugar, y también para hacer sus necesidades. Si tienes jardín o un patio abierto de buen tamaño, puedes tener como mascota a un can de casi cualquier raza. En cambio, si vives en un departamento o piso sin exteriores, entonces sólo podrás optar por una raza tranquila y más bien pequeña, a la que debas llevar a caminar una a dos veces por día para que haga sus necesidades y se ejercite, conservando así la buena salud.

Los gatos, en cambio, pueden acomodarse a casi cualquier ambiente, incluso pueden estar en interiores todo el día, pues aprenden velozmente a utilizar las cajas de arena sanitaria. También, los felinos requieren de menos espacio para ejercitarse: un juguete que arrastren y "cacen" por el piso de una habitación será suficiente.

Las actitudes de la futura mascota

Ten en cuenta que todo animal pequeño en edad es juguetón. Analiza cuál será el espacio y tiempo destinado a los juegos: si es un animal destrozón, seguramente que no podrás dejarlo solo en interiores, sea perro o gato. Cada raza suele tener sus características al respecto, aunque ten en cuenta que cada animal es diferente en su comportamiento como también lo somos las personas.

Ventajas del gato como mascota

El gato se acomoda a espacios más pequeños, no necesita jardín o suelo de tierra para el cuidado de sus patas o para jugar, y es más higiénico al momento del sanitario. Se orienta con facilidad, pudiendo recorrer el edificio o la cuadra naturalmente y volver a casa sin problemas. También es un animal más pequeño, siendo adecuado para cualquier dimensión de residencia.

Ventajas del perro como mascota

Es un animal mucho más activo y cariñoso, en general. Puedes salir a pasear con él, llevarlo a un parque o compartir otras actividades con las que los gatos, al ser más independientes, no se relacionan. Son animales que también pueden servir al cuidado del hogar, como alarma de advertencia o como protector, a diferencia del gato.

Elección final: ¿gato o perro?

Teniendo en cuenta las dimensiones y condiciones de la residencia, en definitiva la elección dependerá de lo que quieras. El gato es cariñoso e independiente, mientras que el perro es más hogareño y entretenido.
Sea cual sea tu decisión, recuerda siempre darle todos los cuidados necesarios, médicos, de higiene y de alimentación, y por sobre todo, de brindarle (y dejar que te dé) todo el cariño y la compañía que sólo una mascota sabe convidar.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo elegir entre un gato y un perro como mascota, te sugerimos que visites nuestra sección Mascotas.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social