Cómo elegir el tipo de mesada

¿Cuál es la mesada ideal para la cocina?

De maderas, de metales o de piedras: las mesadas de la cocina han de responder a la estética de la ambientación, pero también a la resistencia y durabilidad esperada, según el uso que le demos a esta tan importante habitación del hogar. En esta nota aprenderemos algunos detalles que nos ayudarán a elegir el mejor tipo de mesada para la cocina, entre las opciones más habituales.

Mesadas de mármol y otras piedras

El mármol es una superficie lisa y llamativa. Es, quizás, de los tipos de mesadas más vistosas, y con el tiempo va adquiriendo mayor belleza. Su limpieza es también muy simple, bastando con repasar la superficie con un paño húmedo y dando una limpieza cada mes con bicarbonato de sodio y vinagre blanco de alcohol, para eliminar suciedades atrapadas. También posee una alta resistencia y durabilidad, aunque su costo sea algo más elevado que el estándar determinado para mesadas.

Mesada de piedra caliza:
Es, también, muy durable y resistente. Su textura es menos pareja, por lo que su limpieza, aunque sencilla, ha de realizarse con mayor frecuencia.

Mesadas de concreto:
Lejos de ser apreciadas como industriales y frías, son muy elegidas debido a su versatilidad. Ya que se la adquiere en bloques, su colocación es muy rápida. Se trata de un material duradero, que puede ser coloreado y adquirir diversos acabados mediante técnicas de cobertura especiales.

El microcemento es por demás decorativo, y su cobertura permite una superficie lisa, muy fácil de limpiar, y bien resistente a las manchas. Como única contra, se admite que el concreto y el cemento pueden quebrarse. Pueden ser fabricadas en diversas formas, aunque movimientos sísmicos, cambios bruscos de temperatura o el desgaste por el uso diario pueden debilitarla, dejándola expuesta a grietas que, luego, pueden ser rellenadas.

Mesadas de madera y acero inoxidable

Las mesadas de madera son, ciertamente, mucho más vistosas. Con un buen acabado y una cobertura brillante para su protección, la madera aporta una calidez única a la cocina. Sin embargo, se trata de una superficie muy propensa a las manchas, a la formación de moho por humedad, y también podría resultar dañada por la acción del calor.

Las mesadas de acero inoxidable son, ciertamente, mucho más higiénicas. Pueden ser limpiadas y desinfectadas con toda comodidad, y son muy fáciles de mantener limpias y libres de manchas. Como contra, se trata de elementos que se marcan y rayan por el roce o por el paso de cuchillos y filos. También podrían marcarse por golpes.

La más elegida: mesadas de granito

Finalmente, el granito es el material más elegido para las mesadas de la cocina. Se trata de un material modelable en diversas formas, con acabados decorativos en una gran variedad de colores, y de apariencia más natural. A diferencia de la esteatita, también muy duradera, el granito presenta una resistencia casi infinita a golpes y manchas. Es mucho más resistente a las manchas, y su limpieza es sumamente simple. Es muy duradero, e incluso permite cortar sobre la superficie, sin rayarla ni dañarla: de hecho, se recomienda no usar el granito para cortes, ¡ya que es el cuchillo el que podría resultar dañado!

Si deseas leer más artículos similares a Cómo elegir el tipo de mesada, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?
7 valoraciones.
El 86% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social