Cómo elegir el Perfume Adecuado

Elegir el perfume correcto tiene sus secretos

La elección de nuestra fragancia es mucho más que una simple compra. Desde tiempos remotos, las fragancias son el lenguaje con el que podemos comunicar nuestro estado de ánimo, nuestras características y nuestra personalidad, lo que hace que la selección apropiada del perfume que usemos sea algo de gran importancia en nuestra vida diaria.

Cómo elegir la fragancia más adecuada

Cada piel, cada persona, cada momento tienen una fragancia que les es de mayor conveniencia, y que resulta más apropiada. Depende de la época del año, de la temperatura ambiente y, fundamentalmente, del pH de nuestra piel. Así, podemos seleccionar perfumes y fragancias entre sus diversas clasificaciones, según lo que queramos comunicar mediante este aroma.

Las fragancias florales son las más elegidas. Dependiendo del aroma, pueden ser más o menos dulces, o frescas. Pueden reflejar el aroma de una flor en particular, o de una mezcla o bouquet. Es conveniente elegir este grupo aromático durante el verano y la primavera, al igual que las fragancias de tonos cítricos, las que también resultan especiales para las pieles más grasas.

Para las épocas invernales, en especial durante la noche, la tendencia se inclina hacia las fragancias de madera, e incluso las más especiadas y picantes, bien profundas, que embriagan los sentidos en torno al fuego y en ambientes cerrados. El mismo caso es el de las fragancias orientales y exóticas.

Los aromas más dulces pueden ser utilizados prácticamente en cualquier época del año. Pueden ser de toques florales o modernos (aromas sintéticos, indefinidos). Sin embargo, no quedan bien en cualquier tipo de piel, y conviene probarlas antes de comprarlas, para verificar que nuestra piel la acepta y ofrece permanencia.

Cómo comprar y utilizar el perfume

Ya seleccionado el grupo aromático, hay ciertas reglas que debemos cumplir. No debemos dejarnos llevar por el bajo precio, ya que los perfumes baratos suelen tener componentes alcohólicos o sintéticos no adecuados, y el aroma es menos persistente. Tampoco debemos dejarnos llevar por las marcas. Lo mejor es oler, escoger, probar, y comprar al día siguiente el perfume que nos haya quedado mejor luego de probarlo en nuestra propia piel.

La fragancia debe ser sutil, y nunca en abundancia. Usa el perfume de a gotas, en las zonas cercanas a las venitas de la piel (estas áreas resultan más apropiadas para "lucir" fragancias), como las muñecas, debajo y detrás de las orejas, y en el centro del pecho. Es mejor usar la fragancia de a gotas, sin atomizador, para medir la intensidad y no caer en el exceso de aroma, y además, para hacer un uso más eficiente del producto.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo elegir el Perfume más Adecuado, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 67% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social