Cómo elegir el contenido y estilo de nuestro currículum vitae

Ni mucho, ni poco, la información justa

A veces, por desconocimiento, agregamos a nuestro currículum vitae información que no sólo es irrelevante para la vacante que deseamos obtener, sino que es simplemente inadecuada para ser mencionada dentro de los ámbitos del mercado laboral. Otras veces, en cambio, para no cometer tal error, no brindamos los datos suficientes.

Entonces, se hace necesario aprender a darle buen balance a la información de nuestro currículum, ya que es la primera impresión que daremos a un posible jefe o contratador.

El CV es nuestra tarjeta de presentación básica y principal, cuyo objetivo será la búsqueda de la tal ansiada entrevista personal. Por ello, en este documento debemos brindar toda la información meritoria, expresada de manera puntual, objetiva y concreta, sin divagar ni excedernos en la información incluida.

La información personal en el Curriculum Vitae

Con respecto a la información personal, cada puesto o cada solicitud de ofertantes contará con sus requisitos. No es necesario incluir datos personales, sino que lo indispensable es brindar nuestra información de contacto. Debemos lucir nuestro nombre, dirección de correo electrónico, teléfono personal (celular o fijo) y los datos que consideremos totalmente necesarios, tales como la edad, la zona o ciudad de residencia (no la dirección de nuestro hogar) o nuestra carga familiar, en caso de que el aviso así lo solicitarla. Lo mismo vale para la fotografía: debemos incluirla sólo bajo solicitud.

Luego de nuestros datos de contacto, podemos incluir nuestros objetivos y metas al respeto de la nueva labor, o al respecto de nuestra vida personal. No repetiremos la información del resto del documento, sino que expresaremos dónde quisiéramos llegar a mediano o largo plazo.

Antecedentes laborales y formación

A continuación, no ha de faltar los antecedentes laborales y nuestra formación. También incluiremos nuestros conocimientos alternativos (deportes, cursos y seminarios y demás) para complementar nuestra educación y preparación para la labor. Sin embargo, no es necesario incluir absolutamente toda la información.

Si durante la adolescencia o juventud trabajamos como repartidores y mozos en cinco o seis empresas diversas, pero nuestra vida laboral se orientó hacia otro camino, no será necesario incluir estas primeras experiencias laborales.

Es importante incluir referencias y datos de contacto de antiguos empleadores y de personas que den una recomendación sobre nosotros, tanto a nivel personal como laboral. Consulta y asegúrate de contar con el apoyo de quienes incluyas en esta lista, para mejorar tus chances.

La presentación del Curriculum Vitae es vital

El currículum vitae debe tener un aspecto limpio, prolijo y bien establecido. Usa hojas blancas, tinta negra, no más de dos fuentes tipográficas y corrige que todo el documento tenga bien establecidos los tamaños de los elementos y los márgenes. No incluyas tipografías de fantasía ni gráficas que no fueran indispensables, y jamás olvides de revisar el texto con el corrector ortográfico y gramatical, para mayor seguridad.

Siguiendo estos lineamientos, tu CV estará completo y adecuado casi para cualquier vacante laboral a la que quieras postularte. Y si quieres más información, en nuestro portal podrás encontrar muchos consejos no sólo para elaborar tu Currículum vitae, sino también a la hora de hacer entrevistas y otras sugerencias.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo elegir el contenido y estilo de nuestro currículum vitae , te sugerimos que visites nuestra sección Curriculum Vitae.

Esta nota te fue útil?
19 valoraciones.
El 68% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social