Cómo Elegir el Color de la Ropa

El Lenguaje de los Colores en la Ropa

Elegir el color de la ropa para cada ocasión no sólo responde a tu gusto personal, a lo que vaya de moda, o a lo que resalte tus propios colores, sino que es una poderosa herramienta de comunicación que puedes usar a tu favor. Por otro lado, no saber escoger el tono apropiado podría funcionar en tu contra, expresándote de una manera inadecuada para el evento, y hasta afectando tu humor, tu desempeño y tu productividad.

Los colores no existen como tales, sino que son el reflejo de ciertos haces de luz que refractan en las prendas. Es un concepto difícil de imaginar desde un punto de vista “físico”, pero es la razón por la que cada color tiene una energía particular. A esto también se suman las connotaciones sociales que cada tonalidad tiene en una cultura: por ejemplo, mientras que en algunos sitios el negro es de luto, en otros lo es el blanco o el rojo.

Cómo escoger el color de las prendas. Tips para elegir el color de la ropa en cada ocasión. Trucos para elegir el color de la vestimenta

© Depositphotos.com/gstockstudio

Imagen 1. Ten en cuenta el lenguaje de los colores, pero también cómo funciona cada uno en tu comunidad.

Cada color se convierte en una herramienta de comunicación. Puede expresar alegría, jovialidad, formalidad, sabiduría y hasta ira, razón por la cual necesitas aprender a elegir el color de la ropa que uses en cada situación.

Estos consejos, si bien son generales y se desprenden a partir del lenguaje de los colores, se adecuan a nuestras culturas occidentales, y debes interpretarlos a partir de las connotaciones que tomen en tus ámbitos cotidianos. Esto significa que, además de la característica propia de cada uno, a veces hay hechos en tu comunidad que hacen que tome un significado particular.

Cómo elegir el color de la ropa

Ten en cuenta estos consejos para escoger el color de tus prendas de acuerdo a tus intereses, ya sea elevar tu productividad, mejorar tu posición en una negociación, o lo que quieras:

Amarillo: Este color se asocia con el elemento tierra, y se lo usa para dar alegría y calidez a nuestra expresión. Nos otorga una imagen estable y, dependiendo del tono que elijas, también puede hacerte ver tradicional y en control. Úsalo para ocasiones en las que necesites transmitirte como una persona responsable y abierta, pero evita vestir de amarillo si necesitas resaltar, por ejemplo, en una reunión de trabajo o cuando estés solicitando un aumento o un ascenso.

Azul: Este color se asocia con el elemento agua, y nos recuerda a la inmensidad del mar y a la calma de los lagos. Es bueno para proyectar una imagen de seriedad y seguridad, incluso sabiduría y jerarquía, pero también puede hacerte ver aislado o solitario. Ideal para usar en el trabajo y la oficina, aunque debes evitarlo en ambientes sociales distendidos o en celebraciones, para dar terapia o para ocasiones en las que necesites verte jovial y alegre.

Blanco: Se asocia con el elemento metal, y simboliza la pureza y también la jerarquía: vestir de blanco en una negociación o reunión de trabajo puede hacerte ver con gran seguridad, confianza y hasta con más conocimientos. Es un color protocolar de utilidad en ciertos ambientes, pero evítalo en ocasiones sociales o eventos distendidos. Es el color elegido para tu introspección, para meditar, para concentrarte en los estudios y también para practicar Yoga o deportes suaves que busquen la calma mental.

Negro: Se asocia con el elemento agua, y uno de los utilizados culturalmente para dar elegancia y formalidad. Aunque es ideal para potenciar una imagen de misterio (con lo que sería contraproducente si quieres expresarte como alguien franco), también puede ser lúgubre para las ocasiones sociales; elígelo con cuidado. Evítalo en presentaciones (exámenes, informes, etc.), para entrevistas de trabajo, y también para atender a clientes o concretar ventas.

Rojo: El color rojo se asocia con el elemento fuego, y se lo suele utilizar para aportar calidez en los sitios de climas fríos. Es un tono de mucha energía, y hace parecer más grandes las figuras a las que envuelve. También es provocativo y con connotaciones sexuales, por lo que debe ser usado sólo en detalles y accesorios en el ámbito laboral. Puede hacerte sentir confianza y poder, además de provocar en los demás una cierta distracción de otros asuntos, lo que hace del rojo un buen color para usar al seducir, al querer llamar la atención y en una negociación. Evítalo en situaciones de conflicto, en eventos sociales tristes o lúgubres, para estudiar o para ir a clases.

Verde: Se asocia con el elemento madera, y simboliza la fertilidad, el crecimiento y la originalidad. Puede ser un buen color para tu ropa en el trabajo (depende del rubro), para la medicina y para las terapias. No lo uses en negociaciones o en propuestas laborales, tampoco en situaciones formales como firmas de contratos u otros eventos que necesiten que proyectes una imagen madura y sólida.

Ten en cuenta estos consejos para aprender a elegir el color de la ropa en todos los ámbitos de tu vida diaria, y haz que tu vestimenta también hable contigo en la imagen que necesites proyectar para cada ocasión.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Elegir el Color de la Ropa, te sugerimos que visites nuestra sección Vestimenta.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social