El método de alisado con keratina

Riesgos del alisado con keratina

La técnica de alisado del cabello con keratina tiene muchos detractores, incluso se la considera dañina y peligrosa. Sin embargo, se trata de una técnica que ha avanzado mucho en poco tiempo, y las metodologías actuales de tratamiento distan de los peligros de sus antecesoras.

¿En qué consiste el alisado de keratina?

El tratamiento de alisado con keratina usa un producto a base de esta proteína producida naturalmente por todos los organismos animales. La misma se procesa y combina con otros "ingredientes", para formar el producto utilizado sobre nuestros cabellos, dejándolos más suaves y sedosos, brillantes, sin frizz y más lisos que nunca.

¿Formol en la keratina?

Antiguamente, este producto a base de keratina utilizaba un compuesto de formol en su elaboración. El formaldehido presente en el producto final no podía (no debía, al menos) entrar en contacto directo con la piel o el cuero cabelludo y, de hecho, emanaba vapores o gases que eran muy peligrosos, tanto para el cliente como para el esteticista. Se ha comprobado que el aspirar este compuesto de formol producía como consecuencia el desarrollo de enfermedades respiratorias, como la bronquitis, laringitis, alergias y otras.

En estos viejos tratamientos de alisado con keratina, era habitual que las mucosas se irritaran, que los ojos lloraran y que hubieran quemaduras químicas en la piel, llegando incluso a producir laceraciones, alopecia (calvicie) y otras peores. También, el formaldehido presente en los viejos alisados demostró ser potencialmente cancerígeno en los usuarios de la técnica, duplicando y triplicando su potencial dañino desde la primera repetición del tratamiento.

Tratamientos actuales de alisado con keratina

Los tratamientos actuales de keratina usan otros compuestos, y se hallan totalmente libres de formol. La keratina utilizada es extraída mayormente de la lana de la oveja, y es procesada de una manera gentil con nuestro organismo, sin residuos que pudieran alterar nuestro bienestar.

Además de asegurarte que la keratina (del compuesto de keratina) esté libre de formol, también debes corroborar el shampoo utilizado para el lavado previo, pues es muy importante para lograr un resultado saludable. Tu esteticista sabrá aplicar un producto que sea eficaz para eliminar cualquier grasa o suciedad y, que a la vez, cuide tu cabello y tu piel.

Asegúrate de no lavar o mojar tu cabello hasta dos o tres días después del alisado con keratina, para asegurar un óptimo resultado. Consulta con tu esteticista o peluquero qué productos de higiene capilar son recomendables para tu caso, de modo de evitar interacciones indeseadas con el tratamiento en el futuro, y consulta también qué medidas te recomienda tomar para prolongar el resultado, como el uso de secadores, alisadores, aceites o productos de peinado u otros.

Antes de someterte al alisado con keratina u otro tratamiento, sin embargo, asegúrate de conocer bien su fórmula, para estar completamente segura y protegida de químicos nocivos, y siempre realiza tratamientos de este calibre en manos de un profesional experimentado.

Si deseas leer más artículos similares a El método de alisado con keratina, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidados del cabello.

Esta nota te fue útil?
7 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social