El humo del tabaco daña a las mascotas

El cigarrillo también afecta a las mascotas

Los que fuman lo suelen hacer sabiendo que es malo para su cuerpo, y aún así, siguen con este insano hábito, pero, ¿qué pasaría si nos dijeran que además de nuestra salud también se ve afectada la de nuestras mascotas?

Está demostrado científicamente que el tabaco perjudica las mascotas

Varios estudios serios han demostrado que el humo del cigarrillo daña la salud de los animales, especialmente perros, gatos y pájaros, pudiendo provocar desde alergias y rinitis agudas hasta incluso cáncer oral o de pulmón.

En concreto, aquellos animales con un hocico mayor son más propensos a padecer alguna enfermedad relacionada con el tabaco, dado que aspiran más profundamente el aire impregnado de sustancias nocivas.

Perros y gatos: los que más sufren por el cigarrillo

Los perros, que son posiblemente las mascotas más comunes en todo el mundo, son precisamente los que más sufren por el humo de los cigarrillos, habiendo estudios que confirman que un perro que habita con fumadores muy activos tiende a desarrollar cáncer de pulmón en 1 de cada 2 ocasiones. En caso de perros con hocico largo y grande, la probabilidad de desarrollar cáncer oral es incluso mayor.

Los gatos tampoco se libran de padecer tumores malignos, si bien su incidencia es menor. Aún así, son frecuentes los linfomas en gatos cuyos dueños fuman activamente, especialmente los linfomas orales que tienden a desarrollar estos animales cuando se lamen su propia piel, cubierta por las sustancias tóxicas y cancerígenas del humo del tabaco.

Además de perros y gatos, los pajaritos que tenemos dentro de la jaula también se exponen al humo de esta droga blanda, en este caso, se ven afectados al respirar las sustancias cancerígenas por medio de su aparato respiratorio, que al ser tan frágil acaba desarrollando un cáncer de pulmón u otros tumores malignos.

Dejar de fumar, por tu salud y los demás

Si fumamos en casa y a la vez convivimos con mascotas, niños, o simplemente más gente no fumadora, deberíamos replantearnos el dejar este hábito, o como mínimo reducirlo al mínimo fumando sólo en ocasiones señaladas. Ya no se trata sólo de nuestra salud, porque al fin y al cabo cada uno es libre de decidir lo que hace consigo mismo, sino por el bienestar de otros que se ven perjudicados por una acción ajena.

Cabe recordar que hoy en día existen muchas formas distintas para dejar de fumar, como la lectura de libros, chicles, parches en la piel, acupuntura, homeopatía, etc., aunque la solución definitiva radica en cambiar el pensamiento y darse cuenta de una vez por todas que el tabaco no aporta absolutamente ningún beneficio, sino muchas desventajas.

Si deseas leer más artículos similares a El humo del tabaco daña a las mascotas, te sugerimos que visites nuestra sección Mascotas.

Esta nota te fue útil?
10 valoraciones.
El 80% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social