Cómo el ejercicio ayuda al bienestar mental

Cómo el ejercicio ayuda al bienestar mental

Realizar ejercicio o entrenar nos ayuda a sentirnos mejor y aumentar nuestro bienestar. Te explicamos porque.

Cómo el ejercicio ayuda al bienestar mental

Ejercicios para el bienestar mental

Creemos que hoy en día, no es novedad para nadie que el entrenamiento físico proporciona beneficios físicos, algunos de ellos muy evidentes como el cambio estético o la propia vitalidad de quien entrena asiduamente. Otros beneficios se perciben en el momento de realizar tareas que requieren de esfuerzo muscular o resistencia.

Cómo el ejercicio ayuda al bienestar mental
Cómo el ejercicio ayuda al bienestar mental

"El entrenamiento físico proporciona asimismo, beneficios psicológicos y sociales."

Y por último, están aquellos beneficios que no se ven pero que se reflejan cuando hacemos un chequeo médico. Por fortuna, cada vez hay una difusión más amplia y convincente al respecto. Lo que no está difundido es el hecho de que el entrenamiento físico proporciona asimismo, beneficios psicológicos y sociales.

"El ejercicio ayuda al bienestar mental, porque cuando entrenamos, aparte de estar descargando tensiones y eliminando el estrés, nuestro organismo está produciendo endorfinas."

Cómo el ejercicio ayuda al bienestar mental

  • El ejercicio ayuda al bienestar mental, porque cuando entrenamos, aparte de estar descargando tensiones y eliminando el estrés, nuestro organismo está produciendo endorfinas, que son sustancias estimulantes y antidepresivas, que el propio organismo fabrica mediante el esfuerzo neuromuscular. Por esta razón hoy en día se recomienda el ejercicio físico en lugares destinados a ello (clubes, gimnasios), en el tratamiento de cuadros depresivos.
  • Agregando a esto, el hecho de verse y sentirse bien despierta invariablemente sentimientos de seguridad y autoestima. Es fácil imaginar que una persona que desarrolla sentimientos de autoconfianza, también pasa a relacionarse con mucha más facilidad con otras personas, que una que es tímida e insegura.
  • Por otro lado, por más dificultades que alguien pueda tener para relacionarse, en el gimnasio o en un club, invariablemente, tarde o temprano va a entrar en confianza con compañeros de entrenamiento. El hecho de estar en contacto continuo e inevitable con otros, hace que la socialización se de naturalmente.
  • Se recomienda especialmente realizar actividades deportivas que impliquen un vínculo con otro, por ejemplo deportes grupales tales como voleibol, fútbol, y no tanto aquellas actividades que se hacen de forma individual, tales como natación o musculación.
  • Es por eso que se recomienda el club o gimnasio para aquellas personas que son tímidas e inseguras y como consecuencia, tienen dificultades para relacionarse o expresarse, características bastante comunes entre los 15 y 18 años de edad. Por esto y mucho más, el entrenamiento físico, también entrena el espíritu.