Ejercicios para tener brazos firmes

Tener los brazos firmes es un trabajo que se realiza con mucha rutina y dedicación. Veamos algunos ejercicios para hacer en casa.

Ejercicios para tener brazos firmes

Rutina de ejercicios para brazos firmes

Una de las claves de tener un cuerpo bien llamativo y sensual es tener los brazos firmes, tonificados, algo marcados y más que atractivos. Y podremos lograrlo con un programa bien específico de ejercicios simples, que puedes realizar en casa, para tener brazos firmes y seductores en sólo cuestión de semanas.

Cualquier rutina de ejercicios debe ser un proceso gradual y uniforme. No conseguirás brazos firmes, ni un vientre plano, en cuestión de uno o dos días, pero si sigues una rutina de ejercitación regular podrás ver resultados en poco tiempo.

Realiza el entrenamiento tres veces por semana, aumentando con el tiempo la intensidad o la cantidad de repeticiones, sin excederte en esta cifra y dejando entre 30 y 60 segundos de descanso entre una y otra sesión, y entre 60 y 90 segundos entre uno y otro ejercicio. Recuerda: la regularidad en la práctica es la clave, y no aumentarás los resultados ni los acelerarás realizando demasiadas repeticiones en un solo día.

Ejercicios para tener brazos firmes
Ejercicios para tener brazos firmes

"No conseguirás brazos firmes, ni un vientre plano, en cuestión de uno o dos días."

Ejercicio de flexión para tríceps

  • Para realizarlo, colócate de rodillas en el piso, con las rodillas algo separadas, y las palmas apoyadas a la altura de los hombros, simulando la forma de una mesa.
  • Lleva el peso del cuerpo hacia delante, y eleva los tobillos al aire, dejando las piernas sueltas o cruzadas, como prefieras.
  • Extiende tus brazos, y lentamente comienza a bajar el pecho hacia el piso, con la espalda derecha, y sin que el mentón llegue al suelo.
  • Luego, vuelve a extender los brazos lentamente, ascendiendo. Repite un total de 20 veces, en tres ciclos en total.

Ejercicio de extensión-flexión para tríceps

  • Para este ejercicio ponte de pie, con las rodillas algo flexionadas una por delante y otra hacia atrás, como si estuvieses dando un paso.
  • Levanta el talón de la pierna que tienes por detrás e inclina el cuerpo levemente hacia delante, apoyando la mano sobre el muslo delantero (si es la pierna derecha, entonces será la mano derecha).
  • Con la otra mano toma una mancuerna liviana y estira el brazo, para comenzar con el movimiento: lleva la mancuerna, apenas inclinada en relación al piso, hacia arriba, elevando el codo al hacerlo.
  • Luego, lleva la mancuerna hacia atrás, movilizando sólo el codo. Repite 10 veces con cada brazo, en tres sesiones por brazo.

Ejercicio de extensión de tríceps

  • Ponte de pie con las rodillas juntas y apenas dobladas.
  • Lleva el pecho apenas hacia delante y dobla los codos, dejándolos cerca del pecho.
  • Toma una mancuerna en cada mano, dejando las palmas hacia dentro, y ahora extiende los brazos hacia atrás lentamente, y luego hacia delante.
  • Mantén las muñecas alineadas con los codos, paralelos al piso.

"La regularidad en la práctica es la clave, y no aumentarás los resultados ni los acelerarás realizando demasiadas repeticiones en un solo día."

Ejercicio de extensión de tríceps

  • Para este ejercicio coloca una rodilla en el piso y la otra pierna apoyada sobre el pie.
  • Lleva el cuerpo hacia adelante y apoya el peso sobre tu antebrazo ubicado sobre el muslo.
  • Con la otra mano, toma una mancuerna liviana y flexiona el codo, dejándolo cerca del pecho.
  • Luego, extiende el brazo hacia atrás lentamente, y finalizada la extensión vuélvelo hacia adelante, como en el ejercicio anterior.
    Hazlo 10 a 15 veces con cada brazo, en tres sesiones.

Ejercicios para hombros

Levanta tus brazos a la altura de los hombros, dejándolos flexionados y a los lados del cuerpo. Luego, elévalos hasta estirarlos, y retorna a la posición inicial. Primero, hazlo sin peso, y luego con mancuernas livianas, en 20 repeticiones, 3 sesiones.

Otro ejercicio consiste en tomar mancuernas livianas en ambas manos y llevarlas a los costados del cuerpo. Con los brazos estirados, eleva las mancuernas hasta que lleguen a la altura de los hombros. Mantén la posición unos segundos y regresa a la pose original. Realiza el ejercicio 20 veces, en tres sesiones.