Cómo Dormir para Evitar Dolores

¿Despiertas algo cansado, adolorido, y no conoces la razón?. La respuesta podría yacer en las posiciones para dormir que estás eligiendo. Descubre cómo evitar las molestias en esta nota.

Cómo Dormir para Evitar Dolores

Cómo Evitar Dolores al Dormir

Cuando despiertas sintiéndote algo adolorido y molesto puede que el colchón no sea el problema, sino las posiciones que tu cuerpo adopta durante la noche. Por eso aquí veremos cómo dormir para evitar dolores, ya que al acomodar el cuerpo de una u otra forma podemos ejercer presión en tendones, ligamentos y músculos, y también provocar dificultades en nuestra circulación sanguínea y respiración.

Posiciones para dormir sin dolores. La mejor posición para dormir. Evitar dolores al dormir
El colchón y la almohada que uses deben ser de la mejor calidad posible para lograr un buen descanso.

© Depositphotos.com/belchonock

Ten en cuenta que lo que leerás en esta nota es tan solo una mera orientación y que, si notas dolores severos, agudos o crónicos, deberías consultar con tu médico o con un especialista en la materia.

El descanso renovador requiere de un colchón parejo, de firmeza adecuada, y almohadas que alberguen tu cabeza sin flexionar demasiado el cuello. Incluso el abrigo y la ropa de cama tienen su impacto en tu descanso: prefiere la habitación fresca y agradable, el abrigo de cama liviano, y la ropa holgada de algodón para tener un descanso más profundo y permitir que tu cuerpo ponga en marcha sus sistemas de limpieza y renovación.

Posiciones para Evitar Dolores al Dormir

Estos son algunos de los problemas más habituales que las personas sienten al despertar, relacionados a ciertas posiciones para dormir:

Dolor de espalda: El dolor general en la espalda puede relacionarse al dormir con la columna en una mala posición – por ejemplo, cuando dormimos de estómago, con una pierna estirada y la otra flexionada, y las manos por debajo de la cabeza, creando un zigzagueo en nuestra columna. La mejor posición para solucionar este dolor es dormir boca arriba o de lado, colocando una almohada entre las rodillas, algo flexionadas hacia el pecho, similar a la posición fetal.

Dolor de hombros: Si al despertar sientes dolor, endurecimiento o tensión en la zona de los hombros, trapecios y parte superior de los brazos, el problema podría estar relacionado a estar durmiendo por tiempos prolongados recostado de lado, mayormente con el brazo flexionado y la mano cerca o debajo de la cabeza. Si eliges dormir de lado, asegúrate de flexionar las rodillas (pon una almohada entre tus rodillas para mantener la columna en buena posición) y acomodar el hombro por debajo del cuerpo, sin llevarlo hacia adelante.

Dolor en el cuello: A menudo se relaciona con dormir literalmente con el cuello “doblado”, flexionado hacia los lados o demasiado elevado por el uso de una almohada inadecuada. Lo mejor es dormir boca arriba, con una almohada ergonómica por debajo de la base de la cabeza, o con pequeños cojines debajo de los brazos, extendidos a los lados del cuerpo, para evitar que el cuello pierda su buena posición. Asegúrate de que tu almohada mantenga tu cabeza bien posada, y no elevada hacia el techo o demasiado baja si duermes de lado.

Evitar dolor de espalda al dormir. Evitar dolor en el cuello al dormir. Posiciones para dormir sin dolores

Boca arriba, con la cabeza posada en la almohada y los hombros contenidos, es una de las mejores posiciones para dormir.

© Depositphotos.com/willeecole

Dolor en la parte superior de la espalda: Esta molestia se relaciona con dormir en posición boca abajo (recostado sobre tu estómago), y es más frecuente en mujeres, pues los senos impiden que la columna se mantenga recta y la obligan a arquearse. Si este es tu caso, prefiere dormir en otra posición y no boca abajo, o utiliza almohadas adecuadas para mantener tu espalda tan confortable como puedas. También puedes dormir boca arriba (recostado sobre tu espalda) colocando una almohada ergonómica debajo de la base de la cabeza, o una convencional y con sus esquinas inferiores ubicadas casi por encima de los hombros, creando así una cavidad que impida que tu cabeza gire y caiga a un lado.

"Si notas dolores severos, agudos o crónicos, deberías consultar con tu médico o con un especialista en la materia."

'

"El descanso renovador requiere de un colchón parejo, de firmeza adecuada, y almohadas que alberguen tu cabeza sin flexionar demasiado el cuello."

Calambres y dolores en las piernas: Los calambres, espasmos y dolores en las piernas al dormir son un tema de especial atención, pues pueden deberse a condiciones de tu circulación sanguínea, entre otras. Prueba masajear tus pies antes de acostarte y elévalos al conciliar el sueño, ubicando una toalla enrollada o un cojín por debajo de tus pies al recostarte boca arriba. Por favor, consulta con tu médico ante esta condición, para hallar el mejor tratamiento a una posible condición anexa a los dolores relacionados con las posiciones para dormir.