Cómo ahorrar gastos en el automóvil

El coche es un recurso casi indispensable para estos tiempos modernos. Es una comodidad única, que nos permite ahorrar tiempo… pero no dinero. A menos, claro, que le demos un uso apropiado.

Ahorrar disminuyendo los gastos de traslado del auto

El mayor gasto del automóvil, en el uso diario, está en la compra de gasolina. Para minimizar los gastos en el uso de combustible, muchos eligen convertir el coche a un consumo de GNC (gas natural), aunque en motores Diesel esto no sería ni adecuado, ni posible. De cualquier modo, la idea para el ahorro es evitar malgastar los recursos, haciendo un uso eficiente de los mismos.

Por ejemplo, evita utilizar el coche a diario. Aunque resulte incómodo, elige una o dos veces por semana ir al trabajo usando el transporte público. Aunque resultará menos satisfactorio que conducir tu coche, verás que harás un ahorro mensual significativo, tan sólo con rescindir comodidad dos días a la semana.

Procura, en lo posible, compartir el coche con tus colegas y compañeros de trabajo. Así, podrán abonar el gasto del combustible, estacionamiento o peajes en conjunto, siendo provechoso para todos.

Ambas medidas, además de permitirnos ahorrar para no salirnos de presupuesto, también son acciones muy provechosas en beneficio de nuestro entorno. Recuerda que el funcionamiento del coche emite gases que se acumulan en el aire, poniendo a riesgo nuestra salud. Estarás ahorrando en gastos, ¡y también en enfermedades!

Ya lo sabes: elige ir a hacer las compras a pie, en lo que te sea posible, para evitar incurrir en gastos y fomentar un estilo de vida saludable. Comparte el coche para compartir también los gastos de traslado.

Usa el auto conscientemente para disminuir gastos

Para poder ahorrar aún más en los gastos del auto, úsalo de manera consciente. Con ello nos referimos a no conducir a menos que exista la necesidad, procurar ventilación abriendo las ventanas en lugar de usando el aire acondicionado, y haciendo un uso eficiente de la calefacción en épocas de frío.

Recuerda que usar el aire acondicionado y la calefacción hacen que el motor trabaje un poco más de la cuenta, lo que se traduce en un mayor gasto de consumo y mantenimiento. También mantén el auto en condiciones (revisando agua, aceite, aire en los neumáticos y demás, regularmente) para evitar tener que abonar gastos por reparación, y también para permitir un funcionamiento del motor mucho más relajado y adecuado. Minimiza el gasto de combustible, haciendo marchar tu coche entre las 2000 y las 3000 revoluciones por marcha.

Con estos consejos, tu coche será tu amigo y aliado para el cumplimiento del presupuesto hogareño, permitiéndote comodidad, practicidad, y sin malos humores asociados.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo disminuir el consumo del auto y evitar averías para economizar gastos, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social