Cómo disimular una cicatriz

Remedios naturales y cosméticos para ocultar las cicatrices

Las cicatrices, para algunos, son los trofeos de esfuerzos y batallas ganadas, pero para muchos, el feo testimonio de accidentes y malos ratos, que quedan marcados en la piel, invitando a las preguntas que nos remontan una y otra vez a aquel desafortunado momento.

Pero contamos con algunos trucos que te ayudarán a disimular el aspecto de las cicatrices, rápido, fácil, y con técnicas que puedes realizar en casa.

Maquillaje para disimular las cicatrices

Uno de los recursos más usados para disimular las cicatrices es el maquillaje. Aunque no se trata de una solución efectiva, los productos cosméticos cumplen su función al ocultar las marcas en la piel, desde cicatrices de acné e imperfecciones, hasta pronunciadas marcas por daños o quemaduras.

Aplica un lápiz corrector de ojeras sobre la cicatriz. Si fuese de color rojizo, usa un corrector verdoso; si fuesen de color blanco, aplica un corrector naranja, café o rosa, que sea similar al tono de tu piel. Luego, pon una base cremosa humectante translúcida que matice o unifique los tonos. Por último, agrega polvo compacto del color adecuado para fijar la base, si lo prefieres y si no vas a retocar tu maquillaje por un largo rato.

En el mercado encontrarás un sinfín de productos cosméticos comerciales que prometen esconder las cicatrices. Asegúrate de utilizar los naturales, pues algunos cargados de químicos y ácidos empeoran la situación. El producto debería ser de tratamiento, con ácido hialurónico y compuestos que colaboren en la regeneración celular, y no con tinturas que sólo pinten la zona.

Remedios naturales para evitar cicatrices

El mejor truco para ocultar cicatrices es el aplicado cuando aún son heridas. Primero, evita quitar las costras o cascaritas que se forman, ni presiones los granos y espinillas para no provocar daños en la piel.
Debes permitir una regeneración controlada, a buen ritmo y con los mejores resultados, y para ello, nada mejor que la clara de huevo, rica en colágeno que ayuda a que la piel se cure por su cuenta y se vuelva a formar sin imperfecciones.

Apenas te hagas un daño, deja que comience a cicatrizar y se forme la costra protectora de la herida. Aplica clara de huevo un poco batida, unas cinco a seis veces por día, a lo largo de los días en los que tengas la costra. Cuando se caiga por su cuenta, puedes seguir usando clara de huevo, o bien alguna crema reconstructora (otra opción es hacer un compuesto de yogurt natural y miel orgánica) para hidratar, nutrir y dar elasticidad a la nueva piel.

El zumo fresco de limón es otro aliado para ocultar la apariencia de las cicatrices: frota un trozo de limón sobre la herida o la cicatriz en formación dos veces por día, para cargarla de vitaminas y desinfectarla. También el zumo de pepinos frescos, el de tomate y los ajos triturados te ayudarán a reducir la formación de cicatrices visibles, así como lo hará la pulpa del famoso Aloe Vera.

La manteca de cacao es un reconstructor de la piel de aroma delicioso y alta eficiencia. En la piel gruesa puedes aplicar la misma manteca de cacao que usas para prevenir la sequedad en tus labios, ayudando a que las cicatrices que se formen sean más sutiles. De igual modo, la miel natural orgánica es otro de los remedios populares, muy efectivo para regenerar la piel, mantenerla limpia e hidratada, y colaborar en su reconstrucción.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo disimular una cicatriz, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?
6 valoraciones.
El 50% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social