Cómo diseñar una cocina al estilo laboratorio

Diseño de cocina molecular

El concepto de cocina molecular está muy en boga en estos tiempos. Es lo que define a una nueva tendencia en gastronomía, que describe la aplicación de la ciencia a los alimentos. En este tipo de gastronomía, se trabaja con criterios no mencionados en la cocina tradicional, como la viscosidad, procesos de batidos, reducción y gelificación, etc., incluyendo aquí los procesos de cocción alternativos, las tecnologías y el deleite de la esencia de los alimentos.

A partir de esta idea, crearemos una ambientación de la cocina que nos hará sentir como si fuésemos grandes químicos en constante invención. Para ello, aprovecharemos elementos poco convencionales, como lo son los instrumentos de laboratorio.

Instrumentos de laboratorio para usar en la cocina

Como sucede prácticamente con todo en el área de la cocina, aquí la creatividad y el ingenio serán nuestro motor de acción. Debes pensar "fuera de la caja" y crear usos alternativos para los diversos elementos de la ciencia.

Imagen 1.

Por ejemplo, todos sabemos que algunos buenos vinos requieren de una decantación para fomentar una apropiada oxigenación. En lugar de usar un decanter convencional, lo reemplazaremos por un matraz de Erlenmeyer, que cumplirá la función adecuadamente. Para llenarlo, puedes verter la bebida directamente o usar un filtro de embudo de vidrio.

Los tubos de ensayo son otros elementos prácticos para diseñar una cocina molecular. Consigue de diferentes tamaños y grosores, cubiertos con tapones de corcho natural, y coloca allí tus especias y hierbas secas, picadas o en ramas pequeñas. Luego, puedes colocarlos en sostenes verticales como los que se usan en los laboratorios.

El vinagre y el aceite pueden hallar su elemento ideal en los balones de destilación o una ampolleta de decantación sujeta por su sostén. Rellena el contenedor y tápalo con el corcho natural, para verter el contenido por el escape de decantación de una manera llamativa y original. Otra idea es usar una bureta sostenida en una probeta, o en un sostén universal de laboratorio. Puedes colocar aderezos o salsas fluidas en serpentines o tubos refrigerantes, que darán a tu mesa un aspecto sensacional.

Las probetas, que son tubos graduados verticales con una base de apoyo, pueden resultar en una original jarra para las bebidas, al igual que los vasos de Beaker y los vasos de precipitado. Para apoyar las fuentes calientes, prueba con usar un trípode de laboratorio y, si necesitas calentar algo, usa un simple y pequeño mechero de Bunsen.

Finalmente, las cápsulas de Petri son ideales para colocar aderezos y saborizantes pequeños, como queso rallado, coco, o bien aceitunas, cubos de queso y demás. Para dips, prueba con un vaso cristalizador pequeño, o sino usa placas de vidrio y vidrios de reloj para lucir patatas fritas, nachos y tostadas pequeñas.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo diseñar una cocina al estilo laboratorio, te sugerimos que visites nuestra sección Decoración.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 50% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social