Cómo diseñar un jardín según el clima y el terreno

A la hora de diseñar el jardín, tenemos que tener en cuenta múltiples factores. Desde la conformación del terreno y del suelo, pasando por los detalles de clima de la zona, y hasta los usos y puntos de vista de los distintos rincones del jardín, serán objeto de enfoque para un diseñador que se precie de su labor.

En lo que respecta al diseño del jardín según el terreno y el suelo, debemos prestar atención a sus detalles para definir la distribución de componentes. Habrá que observar las elevaciones y depresiones del terreno, haciendo las correcciones necesarias y definiendo las zonas de cultivo, de estar o de uso. Luego se debe analizar las características del suelo (si es pedregoso, arenoso, arcilloso y demás detalles) para poder complementarlo de la forma más adecuada a nuestras intenciones.

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de diseñar el jardín, es el clima de la región. Hay variedades que no se dan en su fulgor en determinados climas, por más empeño que pongamos en su cultivo. También, claro, además del clima de la zona, ten en cuenta que en tu propio jardín puede crearse una suerte de microclima, en consideración de los detalles del terreno y de la ubicación. Muros, barreras verdes, cauces hídricos y demás harán su parte en este microclima en particular, creando patrones de iluminación, humedad y temperatura específicos de tu jardín.

Por ejemplo, ten en cuenta que cerca de los muros y paredes hay -por lo general- mayor humedad, menor iluminación solar durante la jornada, y mayor protección contra vientos. Por otra parte, en zonas lejanas a los muros pero cercanas a especies de mayor tamaño (como árboles o arbustos) las plantas recibirán menos agua de lluvia, pero mayor protección y sombra natural.

Para diseñar o rediseñar tu jardín, una buena idea es crear el dibujo del terreno, para evaluarlo a lo largo del día. Allí puedes ir especificando las zonas de mayor sol, de mayor humedad, o lo que creas determinante. Así vas a poder especificar con simpleza el lugar de ubicación de las zonas de uso, de los cultivos, de piletas o de lo que quieras lucir en tu jardín. Otra forma de hacerlo es tomando fotografías desde el mismo punto, una vez por hora.

También al planificar el diseño de tu jardín, ten en cuenta el uso que le vas a dar. Si quieres un lugar entretenido, en el que los niños se diviertan a lo grande junto a la pileta, procura dejar espacios libres para una cómoda circulación. Si tienes mascotas, coloca una protección para las zonas de cultivos delicados, y si quieres un jardín apacible y sereno, puedes minimizar la zona de circulación, priorizando cultivos y detalles decorativos.

Por último, incluye en tu planificación los cercos, protecciones y sistemas de iluminación que sean necesarios, y ten en cuenta los diversos consejos que te hemos dado sobre su mantenimiento y elección de los muebles.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo diseñar un jardín según el clima y el terreno, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?
6 valoraciones.
El 67% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social