Cómo diseñar un jardín que necesite poco mantenimiento

Aq uí en CómoHacerPara hemos aprendido mucho sobre el diseño y la planificación de jardines de todos los estilos y tipos, considerando la geografía y el clima del lugar, y hasta tus propios gustos o la estación anual. Hoy veremos algunas ideas para crear un jardín bello a la vista, pero que no requiera de demasiado mantenimiento.

Esta idea es especial para quienes no disponen de demasiado tiempo para dedicarle a las plantas. Las obligaciones y responsabilidades a veces nos impiden dedicarle las horas diarias deseadas a nuestro jardín, y encaramos las tareas en fines de semana, incluso cada quince días. Pues, debemos entonces diseñar un jardín que permita poco mantenimiento, con especies que no deban de ser tratadas a diario o regularmente, que se adapten al riego desigual, y que nos permitan gozar de un espacio verde en nuestro hogar.

El riego es un asunto delicado. Deberíamos regar a diario nuestro jardín, pero esto quizás no esté a tu alcance en cuanto a tiempo disponible. Pero puedes procurar un sistema de riego automático, simplemente. Hoy en el mercado podrás encontrar temporizadores para grifos de riego que te permiten programar riegos nocturnos a diario o día de por medio, y que se adaptan a la simple canilla de una salida. Ya no hace falta tener un parque de tres hectáreas: estos sistemas se adaptan hasta a jardines con 2 x 2 mts.

En lo que respecta a las especies cultivadas para un jardín de bajo mantenimiento, procura que sean de buena resistencia al clima de tu ciudad. Recuerda el riego en relación a la variedad. Los árboles toman agua de la tierra, pero los arbustos y setos han de ser regados con mucha regularidad. El césped requiere de mantenimiento casi diario, aunque el trébol y la chépica resisten mejor el poco mantenimiento. Ten en cuenta que los bordes del césped son sectores de gran concentración de agua, por lo que es ideal para cultivar plantas de flores y plantas con altas exigencias hídricas.

Entre las flores, elige las de menores cuidados diarios, para facilitar tus tareas. También aprovecha las variedades autóctonas de tu ciudad y país, pues se adecuan mejor a los climas y a la falta de mantenimiento diario.

Luego, analiza dónde las plantarás. Puede ser en macetas o en tierra, siempre cuidando de que su ubicación sea la adecuada. Las zonas cercanas a las paredes albergan mayor humedad, pero también mayor temperatura. Este sitio es el ideal para plantas que no tengan tanta resistencia al frío.

Determina el recorrido diario del sol para saber cuándo recibirá luz solar ese sector del jardín. Los puntos con luz solar sólo por la mañana son ideales para variedades llamativas como la Azalea, la Camelia, y la Hortensia. También analiza la ubicación de árboles y arbustos frondosos, pues servirán de amparo y protección de variedades más débiles o menos resistentes.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo diseñar un jardín que necesite poco mantenimiento, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 67% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social