Dieta para cuidar el hígado

Dieta saludable para el hígado

Nuestro cuerpo es una máquina perfecta compuesta por múltiples órganos a los que, a menudo, no damos la suficiente atención. Un buen ejemplo de ello es el hígado, ya que sólo lo cuidamos ante una enfermedad, mientras solemos hacer poco para prevenir males y pesares en este fundamental filtro sanguíneo.

Para que nuestro hígado esté en óptimas condiciones, debemos ser cautelosos a la hora de los consumos. Pero antes de ver qué es conveniente comer, veamos brevemente aquellas comidas y bebidas que se deben evitar o restringir al mínimo indispensable.

Alimentos a evitar para cuidar el hígado

El exceso de carbohidratos no es bueno para el hígado, pues puede elevar el nivel de azúcar (glucemia) y de colesterol en sangre, creando depósitos por dentro y fuera del órgano, imposibilitando su función indispensable para la salud y el bienestar. Las grasas y azúcares son representantes de estos nutrientes evitables, al igual que los chocolates, las golosinas y los alimentos procesados y endulzados artificialmente.

Evita el consumo exacerbado de carbohidratos, siguiendo los consejos aprendidos en esta nota dependiendo de tu sexo, edad y actividad física. 

El alcohol es también una de las bebidas a evitar, al menos se debe ingerir en consumos mínimos. Esta bebida se acumula en el hígado y afecta su funcionamiento, debilitando al órgano y llevándolo a situaciones extremas que pueden derivar en males tan graves como el cáncer y la cirrosis, sólo por mencionar dos.

Otra acción a considerar para cuidar el hígado es restringir el consumo de pastas comunes al huevo, prefiriendo las bajas en calorías y las pastas elaboradas con harina integral.

Dieta para el hígado

Una dieta saludable para el hígado se compone de unas cuatro a seis porciones diarias de fruta fresca y otras tantas de vegetales crudos que tengan buen aporte de vitamina C, como los cítricos y los vegetales de hojas verdes. Para conocer más ejemplos, sigue este enlace.

Consume también carnes rojas, sólo si son magras, y carnes blancas en abundancia, como pollo y pavo sin piel o pescados no grasos. Evita el pan blanco, en especial por la mañana, pudiendo reemplazarlo por pan de salvado integral si lo prefieres.

En una alimentación saludable para el hígado no deben faltar los alimentos ricos en fibra y los granos enteros, para fomentar una buena digestión. La avena, el arroz integral, la cebada son buenos alimentos de consumo, mezclados con buena cantidad de vegetales crudos y cocidos.
También elige lácteos saludables, como quesos y yogures, prefiriendo los de bajas calorías o desnatados, para minimizar el consumo de azúcares.

Finalmente, para facilitar el bienestar y el buen funcionamiento del hígado hay algo que no debe faltar: el agua limpia, pura y cristalina. Bebe dos litros diarios como mínimo para ayudar a tu hígado a depurar la sangre y eliminar las toxinas del cuerpo. Si prefieres, acompaña esta cantidad con infusiones simples y diuréticas, tales como el té verde o el blanco, mate, caldos, sopas, o zumos de frutas frescas.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Dieta para cuidar el hígado, te sugerimos que visites nuestra sección Nutrición y Alimentación.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social