Cómo Detectar la Esquizofrenia

Cómo Reconocer la Esquizofrenia

No es fácil de pronto saber que en la familia o entre los seres queridos hay alguien que padece de esquizofrenia. Una vez diagnosticada, se debe seguir el tratamiento recomendado por el profesional de confianza, pero también debemos aprender cómo actuar para poder propiciar la mejor calidad de vida a quien debe pasar sus días con esta condición. La diagnosis correcta será fundamental, y por ello necesitas prestar atención a las señales tempranas para detectar la esquizofrenia, como las que conocerás aquí.

¿Qué es la esquizofrenia?

No vamos a adentrarnos en los asuntos específicos ni técnicos de esta condición, sino a dar una breve explicación que te permita conocer un poco más sobre la enfermedad.

La esquizofrenia es una enfermedad psiquiátrica con síntomas que afectan el pensamiento, sentimiento, movimiento, conducta y percepción. El cuadro clínico dependerá en gran medida del grado de la enfermedad y de las características particulares de cada paciente, por lo que aunque hay síntomas que se repiten, podemos decir que “cada caso puede ser diferente”.

Cómo detectar una crisis de esquizofrenia. Qué hacer si un familiar sufre de esquizofrenia. Síntomas para detectar la esquizofrenia

© Depositphotos.com/cranach2

Imagen 1. La exageración en las reacciones y los delirios de persecución son síntomas que pueden presentarse en una crisis de esquizofrenia

Luego de la evaluación de los profesionales, se podrá establecer el diagnóstico con algo más de especificidad. De acuerdo al manual DSM-V, se distinguen 5 tipos de esquizofrenia:

  • Tipo desorganizado o hebefrénico: Se diferencia por la presencia de problemas precoces en la concentración, humor y cognición de los pacientes, lenguaje incoherente, delirios, confusión y falta de expresividad emotiva, entre otros.
  • Tipo catatónico: Puede presentar poca reacción a estímulos (denominado “estupor catatónico”), mutismo, inmovilidad y rechazo a ser movilizado, postura rígida, actividad física exaltada sin razón obvia.
  • Tipo paranoide: Puede diferenciarse por síntomas como extrema desconfianza, alucinaciones, delirios, ansiedad, ira, celos, violencia y, a menudo, extrema autosuficiencia.
  • Tipo residual: En esta clasificación no hay síntomas psicóticos observables, pero sí se evidencia retracción social, conductas extrañas, y también emociones y pensamientos inadecuados (confusión, risas fuera de lugar y otros).
  • Tipo indiferenciado: Puede incluir cualquiera o todos los mencionados anteriormente. En este tipo se distinguen subgrupos denominados de síntomas “positivos”, “negativos”, “de cambios de humor”, “de conducta”, y “relacionados a la comprensión”.

Cómo reconocer una crisis de esquizofrenia

Cuando un paciente no recibe el tratamiento adecuado, por el motivo que fuera (olvidos, rechazo, falta de diagnosis correcta, u otros) es natural que ingrese en crisis o episodios psicóticos, presentando síntomas y conductas característicos de la esquizofrenia. Violencia, peleas, ataques verbales o físicos son frecuentes en las crisis, además de la intención de provocar daño a los objetos, animales, a los demás, y hasta a sí mismo en muchos casos.

Previo a la crisis de esquizofrenia, en la gran mayoría de los casos puede evidenciarse señales de advertencia que podrán ser claramente detectados en pacientes que ya hayan sido diagnosticados. Estas incluyen (aunque no se limitan sólo a estas):

  • Agitación y alteración de la frecuencia respiratoria,
  • Comportamientos paranoides: Sensación de sospecha, persecución, desconfianza,
  • Confusión entre lo que es real y lo imaginario, 
  • Desviación de la mirada y falta de contacto con los demás (retracción social),
  • Dificultades en los ámbitos laboral, académico, social y sentimental (peleas y otros),
  • Discursos poco habituales, incomprensibles o incoherentes,
  • Irritabilidad y actitudes violentas,
  • Opinión exagerada de sí mismo (superioridad o inferioridad, indistintas),
  • Pocas expresiones faciales (no demuestra emociones).

Por otro lado, aún antes de los primeros síntomas de una crisis de esquizofrenia, en las investigaciones sugieren que hay otras señales que podrían elevar la bandera de alerta con tiempo suficiente para poder tomar medidas preventivas. Estas incluyen, entre otras:

  • Su discurso se modifica: usa más palabras que lo habitual, escoge términos peculiares, a menudo sin sentido
  • Sentimientos continuos de soledad
  • Retracción social y reclusión (evita crear relaciones profundas)
  • Presenta reacciones exageradas ante la luz y los ruidos extraños o ajenos al hogar
  • Preocupación por asuntos que parecen no tener importancia
  • Olvida las cosas, lo que causa el estrés de suponer el inicio de otras condiciones mentales y cerebrales
  • No toleran la ira ajena, los gritos, y reaccionan excesivamente ante ellos
  • Insomnio, problemas del sueño, dificultad para conciliar el sueño
  • Indiferencia ante situaciones importantes
  • Habitualmente se ha evidenciado que toman largas caminatas sin rumbo fijo, y no por ejercicio
  • Fatiga excesiva sin explicación
  • Falta de concentración
  • Evita hacer actividades (como reuniones, deportes y otras)
  • Esquiva formar parte de equipos de trabajos o grupos
  • Disminución en su desempeño académico o laboral
  • Comportamientos excéntricos, en especial en la higiene personal y la manera de vestir
  • Aparece una enorme concientización (hasta preocupación) por los asuntos religiosos, extraterrestres y místicos

Detectada y diagnosticada a tiempo, esta terrible enfermedad mental hoy ya no supone una sentencia de vida, sino que es controlable con un tratamiento tan simple como la toma de fármacos. Y todo comienza con aprender a prestar atención a las señales para reconocer la esquizofrenia de otras posibles condiciones.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Detectar la Esquizofrenia, te sugerimos que visites nuestra sección Salud Mental.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social