Detalles del estilo colonial en decoración

Características del estilo colonial

A la hora de decorar la casa contamos con cientos de opciones. Podemos imprimar nuestro gusto y personalidad libremente, o bien emular los designios de estilos ya definidos, que tienen años, a veces siglos de trayectoria.

Uno de ellos es el colonial, nacido en las zonas campestres de la Europa antigua.
Conozcamos algunos de sus detalles para trasladarlos a nuestro hogar.

Materiales típicos del estilo colonial

Cuando hablamos de decoración y de piezas "coloniales" nos referimos a los elementos nacidos en las antiguas colonias campestres europeas. La ubicación de estos es la base misma de la tendencia decorativa, que no pasa de moda y puede adaptarse hoy a casi cualquier tipo de vivienda.

La madera es infaltable, en objetos de estructuras fuertes y de gran presencia. La incorporación de materiales exóticos para la zona de origen de este estilo, como la caoba o la teca, colaboran en la creación de estos paisajes interiores imponentes, de estirpe y alta alcurnia, características de la decoración colonial.

Las piezas deberían ser construidas de manera artesanal, siempre con la presencia de tallados y relieves en respaldares y patas de apoyo. La suma de los motivos asiáticos sutiles, adecuados a los paisajes europeos, es otro de los detalles del estilo colonial.

También es bien fundada la presencia de materiales y elementos de vanguardia para la época, y muy valorados en la actualidad, como son los tejidos de ratán y otras fibras naturales, que hacen que estos muebles resistan muy bien las exigencias climáticas, principalmente en exteriores.

Muebles de estilo colonial

Las líneas de las piezas coloniales son macizas, rectas y señoriales, contrapuestas con las tallas exóticas y la presencia de forjas de hierro en los detalles. Hay algunos muebles muy característicos de este estilo, como los escritorios conocidos como "de barco", formados por una tapa rectangular muy sólida, con patas de tijera y cajoneras en sobre. Otro mueble típico es el de guarda cuyo frente presenta cristales remozados, ya sean tallados o esmerilados.

Las camas con dosel también son infaltables en esta decoración, así como las librerías abiertas y los biombos, que entremezclan las culturas europea y asiática, propio de la época.

Las piezas del estilo colonial son mayormente de gran tamaño, ideales para llenar el espacio grande y libre, sin sobrecargar.

En cuanto a los colores, deben ser más bien oscuros, señoriales, siempre ordenados y pulcros para una mejor apreciación. Por lo general, se ubica una pieza como centro protagonista de cada estancia (la de mayor tamaño o belleza), para rodearse luego de otros complementarios, creando así este paisaje interno tan representativo que es la época colonial.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Detalles del estilo colonial en decoración, te sugerimos que visites nuestra sección Decoración.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social