Cómo Destapar los Oídos

Métodos para Destapar los Oídos

Un exceso de cera, muchas mucosidades ante alergias, agua en el canal auditivo son sólo algunas de las molestias más habituales. ¡Pero para todo mal hay alivios naturales y seguros!. Aprende en esta nota cómo destapar los oídos fácilmente, sin medicamentos ni técnicas peligrosas, para recuperar el equilibrio y el bienestar en cuestión de minutos.

Cómo quitar el agua en los oídos

Para quitar el agua de los oídos hay buenas soluciones, pero primero lo mejor será la prevención.

Si la forma de tus orejas permite el ingreso de agua, entonces aplica las medidas de prevención necesarias antes de entrar a la piscina, al mar, a la bañera y hasta a la ducha. En las tiendas del rubro encontrarás tapones de espumas sintéticas que se aplanan o enroscan para reducir su tamaño, se introducen no más de medio centímetro dentro del orificio de la oreja, y al expandirse copian a la perfección la fisonomía del canal, impidiendo el ingreso de agua. Luego de usarlos, quítalos y lávalos con agua caliente para volver a usar en otra ocasión.

Técnicas para destapar los oídos con cera. Cómo usar alcohol para destapar los oídos. Consejos para destapar los oídos. Quitar agua de los oídos

© Depositphotos.com/MichalLudwiczak

Imagen 1. Los tapones de espumas sintéticas son geniales, pues cubren el oído en su totalidad sin causar dolor.

Si tienes agua en el oído, lo primero es intentar sacarla naturalmente. Nunca introduzcas hisopos (bastoncillos, cotonetes) ni ningún otro elemento delgado o largo. Puedes colocar un tapón de algodón o de papel absorbente sólo hasta donde lo permita tu dedo pulgar, es decir, unos milímetros dentro del hoyito de tu oreja, y nunca más que eso. Luego, haz que la gravedad sea tu aliada: inclina la cabeza dejando el oído tapado hacia abajo, y túmbate a leer un libro por un rato. Así podrás dejar que el agua caiga por su cuenta. Si no tienes tanto tiempo, inclina la cabeza y da algunas sacudidas o saltos en el lugar, para propiciar la salida del agua por cuenta propia.

Cómo destapar los oídos secos

Si el problema no fuera humedad sino acumulación de cera o de mocos que presionan en tu canal auditivo (lo que es bastante frecuente ante alergias, gripes, resfriados y otras enfermedades), o si fuera un cambio de presión lo que estuviera molestándote, aplica algunas de estas técnicas:

Destapar los oídos al viajar en avión: Si vas a estar en gran altura (volando, conduciendo por caminos de montaña u otros) asegúrate de masticar chicles (goma de mascar). Otra opción es comer bocadillos, o mejor aún, frutas como la manzana. El movimiento de la mandíbula masajea suavemente el canal auditivo, lo que propicia el “pop” con el que todos soñamos cuando estamos allá arriba y con una enorme presión.

Bostezar: Si abres bien la boca simulando un bostezo, aunque sea un poco inapropiado, podrás destapar los oídos. Si estás en el avión, ve al lavabo e intenta hacerlo sin ojos juiciosos a tu alrededor.

Maniobra de Valsalva: Tapa tu nariz con los dedos, e intenta exhalar en un golpe seco y fuerte. No “soples” por demasiado tiempo ni haciendo un esfuerzo extraordinario, sino imagina que estuvieras intentando apagar una vela de pastel de cumpleaños por la nariz. Probablemente escuches un “pop” en tus oídos. Es la presión que se compensa en esa zona, y es absolutamente normal.

Destapar oídos con alcohol

Si tienes una acumulación de cera, siempre es recomendable acudir con el médico especialista (otorrino u otorrinolaringólogo) para que te practique un lavaje adecuado. Si ya tienes experiencia en la técnica (y a tu propio riesgo) hazlo en casa, mezclando en un cuenco partes iguales de alcohol medicinal y vinagre, mejor si es el de manzana natural. Inclina la cabeza dejando el oído afectado hacia arriba, y usando un gotero, vierte unas 3 a 5 gotas en el oído, mantén la cabeza quieta por unos 5 minutos. Luego, cubre con un algodón e inclina la cabeza hacia abajo, para permitir que salga el líquido y la cera que arrastrará consigo.

Otro lavado casero puede hacerse mezclando agua tibia y aceite para bebés (o aceite de oliva). Es un poco menos eficiente que la mezcla anterior, pero puede ayudarte si eres sensible al alcohol o al vinagre. También puedes usar agua caliente (por ejemplo, mientras estés en la ducha), sólo si no tienes predisposición a que el agua entre en tu canal auditivo

Destapar los oídos con agua oxigenada

Hay quienes afirman que verter una gota de agua oxigenada (peróxido de hidrógeno) les ayuda a disolver los tapones de cera. Pero te recomendamos consultar con tu médico antes de hacerlo: para verificar que tu problema se trate de un bloqueo por cera, y para que supervise la técnica, pues el peróxido puede causar lesiones en el canal auditivo si la gota ingresara más de la cuenta.

Recuerda mantener una higiene adecuada aseando la parte externa de tus orejas con cada baño. Nunca uses hisopos, cotonetes o bastoncillos dentro del canal auditivo, pues podrías empujar la cera hacia adentro y, lo que es peor: hasta perforar tus tímpanos.

Finalmente, si estás enfermo o tienes alergia, procura mantener tu nariz limpia ya que la acumulación de mucosidades suele provocar presión en tus oídos, causando la sensación de bloqueo que afectará tu equilibrio (y tu humor).

Recuerda estos consejos para destapar los oídos fácilmente, y siempre consulta con tu médico cuando sientas los síntomas, para descartar enfermedades u otros trastornos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Destapar los Oídos, te sugerimos que visites nuestra sección Trastornos y malestares.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social