Cómo Deshidratar Frutas con Carozo

Guía para Deshidratar Frutas con Carozo

El proceso de deshidratación nos permite eliminar, gradualmente, la humedad interior de frutas, vegetales, flores y semillas, para poder almacenarlos y conservarlos a lo largo del año.

Si bien el procedimiento es similar para todos los ingredientes, hay algunas precauciones que debemos tomar, ya sea mediante calor solar, deshidratador electrodoméstico u otros métodos.

Por reglas generales, las frutas y los vegetales a deshidratar deben ser cortados en trozos o en rodajas, ello permite una más adecuada eliminación de la humedad interior, evitando que el ingrediente se deteriore. Se puede deshidratar cualquier tipo de fruta de vegetal, incluso semillas, granos, hongos y hasta flores y ramas verdes, con fines decorativos o artesanales.

Cómo deshidratar frutos con hueso o carozo

Los frutos de hueso son carnosos, poseen menos jugo (y, por lo tanto, menos humedad interna) y son muy sencillos de deshidratar. Ellos incluyen albaricoques (damascos), melocotones (duraznos), y ciruelas, los más tradicionales. Cuando se los deshidrata (se los conoce entonces como orejones en algunos países) pueden ser consumidos como están, o troceados y hasta rehidratados.

Los frutos y frutas con huesos duros y pronunciados (como las aceitunas u olivas), es mejor retirarles el carozo para el proceso de deshidratado, abriendo las frutas en mitades o en rodajas. Antes de comenzar, conviene escaldarlos, insertándolos un instante en agua hirviendo. Colócalos en las bandejas deshidratadoras con la piel hacia abajo.

Cómo deshidratar frutos con pectina (manzanas, membrillos, peras)

Los frutos y frutas con pectina, como las manzanas rojas y verdes, los membrillos, las peras y otros, pueden ser pelados para deshidratarlos, lo que acelera y optimiza el procedimiento. Córtalos en trozos o en rodajas de unos 0,5 cm de grosor, como máximo, para evitar su deterioro durante el proceso. Elimina su corazón (el sector de las semillas) antes de colocar en las bandejas deshidratadoras. El mismo proceso podemos seguir para los frutos y frutas tropicales, como la banana, el plátano, el coco, el mango y la papaya.

Otras frutas de semilla, como los tomates, los pimientos (rojos, amarillos y verdes por igual), las guindillas, los ajíes y los zapallos, también deben ser escaldados y pelados antes de deshidratar. Recuerda eliminar sus semillas, colocándolos con la parte más carnosa hacia arriba.

Cómo deshidratar otros vegetales

También se puede deshidratar vegetales, tubérculos, vegetales de raíz y hortalizas con cierta preparación previa, para luego conservar. Por ejemplo, puedes cortar vegetales en juliana (en bastones finos) una vez lavados y pelados, secándolos sobre un lienzo limpio antes de colocarlos sobre la bandeja deshidratadora.

Las hierbas y las plantas medicinales (o también las especias en hojas y en ramas) simplemente se extienden sobre un lienzo de algodón, o se las cuelga en un sitio ventilado, seco y fuera del sol directo. Esto bastará para secarlas y conservarlas durante todo el año. El mismo procedimiento puede ser aplicado para la deshidratación de flores y de pétalos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Deshidratar Frutas y Frutos con Carozo, te sugerimos que visites nuestra sección Frutas.

Esta nota te fue útil?
65 valoraciones.
El 89% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social