Cómo descansar tus pies

Los pies necesitan de un cuidado especial

Nuestros pies son, a veces, una zona muy poco atendida por nuestra parte. Muchas personas sólo atienden sus pies cuando aparece algún mal evidente, como callos u hongos, pero cuando parecieran estar sanos, no les prestan la suficiente atención.

Debemos tener en cuenta que, al igual que nuestro cuello, los pies son zonas sumamente activas en nuestra vida cotidiana. Tanto en el caminar como en el soportar el peso del cuerpo, además de ser las peores víctimas de fallas o insuficiencias circulatorias, los pies necesitan de un cuidado especial. Vas a ver que, cuando hagas un tratamiento por primera vez, vas a pesar como es que nunca antes habías cuidado de esta merecedora zona de tu cuerpo.

Cómo cuidar tus pies

  • Debemos tener en cuenta que para que nuestros pies descansen deberemos cuidar de ellos primero, ya que difícilmente podremos sentir descansado un pie que esta lastimado.
  • En primer lugar, debes dar a la piel de tus pies igual cuidado que le das a la piel del resto de tu cuerpo. Cuando te encremas, luego de la ducha, no olvides encremar tus pies, con todo y dedos.
  • Secalos siempre en forma delicada, en especial por entre los dedos: esta piel podría ser raspada con la toalla si nos secamos en forma descuidada, y si no le damos la suficiente atención podría quedar susceptible a la aparición y formación de hongos.
  • Recuerda cuidar de tus talones, ya sea con la piedra china, piedra pómez, o un elemento exfoliante. También recuerda utilizar las cremas y productos especiales para el cuidado de pies resecos, estos son muy útiles para controlar la formación de durezas en esta piel.

Cómo descansar tus pies

  • Para masajear los pies, estimular su circulación y relajar sus músculos, puedes hacer presión sobre las zonas que sufren mayor actividad o rigor.
  • Una buena idea es colocar una pelotita de tenis o de golf en el piso, colocar encima tu pie (sin ejercer demasiada presión), y moverlo para hacer girar la bolita, relajando así toda la planta del pie y los dedos.
  • Para estimularlos y embellecer los pies, puedes tomar un recipiente de agua tibia con unas gotas de aceite de menta y aceite de lavanda, y sumergirlos por unos minutos, para luego sumergirlos en otro recipiente con agua fría.
  • Tienes que repetir esta acción unas tres a cuatro veces. Esta pequeña terapia casera va a hacer que tus pies cobren nueva vida.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Gracias por leer Cómo descansar tus pies, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
22 valoraciones.
El 82% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social