Dejar de fumar: un ahorro que va más allá del bolsillo

Dejar de fumar implica mejor salud, mejor aspecto, mejor humor y una mejor calidad de vida, ahorrando grandes cantidades de dinero no sólo por dejar de comprar cigarrillos. Veamos por qué.

Todo lo que puedes ahorrar al dejar de fumar

Ahorro multiplicado al dejar de fumar

El tabaquismo es un serio mal que afecta a una enorme cantidad de personas de todo el mundo. Por vicio, por hábito o por dependencia, el consumo de tabaco es un mal completamente evitable. Y dejar de fumar es una meta alcanzable, desde diversos puntos de vista.

Dejar de fumar: un ahorro que va más allá del bolsillo
Dejar de fumar implica mejor salud, mejor aspecto, mejor humor y una mejor calidad de vida, ahorrando grandes cantidades de dinero.

Ahorro en salud

Dejar de fumar es la mejor decisión en pro de tu buena salud. Quizás te preguntes por qué hablamos de salud en un blog dedicado al ahorro. Pues hay una respuesta muy simple: una mala salud deviene en mayores gastos de atención médica y de cuidados corporales. Los fumadores son más propensos a enfermedades cardíacas y respiratorias, cuyos medicamentos, tratamientos y atención médica significan grandes gastos.

Ahorro en higiene y belleza

Nuevamente, ¿qué tiene que ver la belleza con el ahorro?. Pues los fumadores reciben una enorme cantidad de depósitos tóxicos en su piel. Los dedos y las uñas lucen manchas amarillentas, el cabello se opaca, y la piel queda propensa a la acumulación de humos y tóxicos gaseosos provenientes del cigarrillo. Y todo esto conlleva más gastos: productos cosméticos, jabones especiales, cremas y maquillajes, sin contar que el cigarrillo deteriora nuestra salud, y ello también se hace notar en nuestra estética.

Nuevamente, dejar de fumar es un modo de estar más saludables, con mejor apariencia, ropas más limpias y perfumadas, y con menos gastos en nuestro bolsillo.

"Los fumadores son más propensos a enfermedades cardíacas y respiratorias, lo cual significa grandes gastos."

Ahorro completo al dejar de fumar

Dejar de comprar cajetillas de cigarrillos significa un ahorro aún mayor del que supones. Recuerda que nuestros países han encarado una verdadera lucha contra el tabaco. Hoy, en la mayoría de nuestras ciudades hay restricciones legales que prohíben el consumo de tabaco en sitios públicos, cerrados y abiertos, y ser fumador te evita el disfrute de ciertos sitios.

Muchos fumadores hoy están abandonando su mal hábito, al menos por algunas horas, para poder disfrutar así de restaurantes a mejores precios, de sitios recreativos diversos. ¿No quisieras tú también poder hacerlo?

"Dejar de fumar es un modo de estar más saludables, con mejor apariencia, y con menos gastos en nuestro bolsillo."