Cómo decorar una casa moderna

Características del estilo decorativo moderno

El estilo de decoración moderna se define por el uso de líneas rectas, formas simples, que bien pueden ser el primer paso hacia el minimalismo.
La practicidad y la funcionalidad son las características preponderantes de cada elemento en el modernismo: artefactos eléctricos, muebles modulares múltiples y un sinfín de objetos empotrados, cajones ocultos, frentes planos y cavidades interiores para mantener el orden y el buen aspecto en cada estancia del hogar.

Muebles para decorar una casa moderna

De formas simples, el mobiliario en el estilo moderno busca la funcionalidad y la rapidez de su uso. Deja de lado los accesorios sin uso real, así como los labrados y detalles decorativos señoriales y suntuosos. Las camas son libres de cabeceros y pies, como el sommier, a diferencia del estilo señorial que elige las camas con baldaquines.

Las mesas son simples, de patas periféricas, a diferencia de las patas centrales del estilo retro vanguardista. Estos ejemplos se repiten en todos los muebles del hogar.

En el mobiliario de intimidad, el estilo moderno olvida los chifonieres, cómodas y dressoires poco prácticos, eligiendo muebles rígidos estilo botineros para aprovechar cajones y cavidades. Las formas tienden a representar lo sólido y duradero, antes que lo elegante y lo llamativo.

Objetos decorativos

El estilo decorativo moderno nace en el seno de las nuevas familias jóvenes y profesionales, que no dedican tiempo a repasar y quitar el polvillo de vitrinas e incontables chucherías decorativas, sino que prima la limpieza y el orden por medio de superficies prácticamente libres de elementos. Por este motivo, los objetos decorativos son pocos: cuencos o platones donde depositar llaves y papeles, algunas fotografías reales en los muros, un perchero de pared o de pie de formas simples para despojarse del abrigo, etc.

Colores para decorar una casa moderna

La paleta cromática moderna es clara en las estructuras y oscura en los móviles. Techos, muros y hasta pisos buscan la claridad, para minimizar la colocación de elementos lumínicos anexos a los centrales. Por otro lado, se busca el contraste visual colocando muebles de tonos oscuros, preferentemente de maderas pintadas. El tono rojo, la gama de los cafés y el azul son los prioritarios en este estilo.

En definitiva, para lograr un estilo decorativo moderno debes comenzar por renovar el mobiliario, buscando las formas simples y quitando de la vista los elementos sin uso. Práctico, funcional, simple y elegante, el estilo moderno es digno de aprovechar en cada ambiente de tu hogar.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo decorar una casa moderna, te sugerimos que visites nuestra sección Decoración.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social