Cómo Decorar un Cubículo o pequeña Oficina

Los espacios laborales reducidos como cubículos y oficinas pequeñas suelen resultar incómodos de por sí, pero si le damos una buena organización y decoración podremos sentirnos mas a gusto, y hasta mejorar nuestra productividad.

Trucos para Decorar una Oficina pequeña o Cubículo

Trucos para Decorar una Oficina pequeña o Cubículo

La decoración y sus beneficios en el trabajo

La decoración de nuestro cubículo, escritorio u oficina pequeña es fundamental para elevar nuestra moral, aliviar nuestro nivel de estrés y, como resultado de ello, aumentar también nuestra productividad y rendimiento. Hay muchas técnicas de decoración que podemos aplicar en espacios reducidos, para que tu pequeño ambiente de trabajo resulte cómodo, acogedor y confortable. Veamos algunas ideas.

Organiza tu espacio de trabajo

  • Comenzaremos por aprovechar al máximo el espacio disponible, considerando el largo, el ancho, y también la altura de nuestro espacio de trabajo. Si tienes un cubículo o una oficina pequeña, necesitarás mucho espacio de guardado, para mantener el orden y la limpieza.
  • En lugar de una mesa común o de una mesa de ordenador, elige (o solicita), un escritorio con muchos cajones. De esta forma podrás mantener bien guardados tanto tus papeles y documentos, como también tus objetos de uso cotidiano, sin que se pierdan, extravíen o desordenen el lugar.
  • Sobre tu mesa de escritorio coloca dos bandejas apilables para poner allí los papeles y documentos, quizás una con una etiqueta que diga "por hacer" y otra con un escrito que diga "hechos". Esto te va a permitir ordenar tus tareas pendientes, y evaluar el avance de tus labores diarias a simple vista. También tus lápices y lapiceras deberían estar contenidos en un lapicero, o al menos en una vieja taza con motivos decorativos de tu preferencia.
  • El abrigo y la cartera son objetos que suelen incomodar en las oficinas pequeñas y cubículos. Si te es posible, deja tu abrigo en el perchero de la sala de descanso, o coloca un gancho en el muro más lejano a tu área de trabajo (incluso quizás en una esquina casi inaccesible), para colgarlos allí y que no te perturben.

Decoración con un toque personal

  • Siempre recuerda tener algún objeto decorativo personal a la vista (uno o varios, siempre pequeños y de buen gusto), para sentirte más a gusto en tu cubículo. Sin embargo, no te excedas en esto: llenar la pantalla de tu computadora con fotos y calcos puede afear tu espacio de trabajo, y te puede dar la sensación de estar saturado de tareas y estímulos.
  • En lo posible, coloca alguna plantita en tu escritorio para decorar con un toque natural. Cuando te sientas agobiado por las tareas, termínalas y date una recompensa, dedicando algunos minutos al riego y la limpieza de tu planta.
  • Respecto al estilo decorativo en general del cubículo o pequeña oficina, solicita que los muros o paredes sean pintados de colores claros, en tonos pasteles. El blanco es demasiado estresante en los ambientes laborales y no aporta demasiado estímulo creativo. Serán mejor los tonos claros y suaves, para estimularte sin estrés. Procura luego hacer que los objetos decorativos que elijas queden al tono de los muros, para no producir un choque cromático que pudiera distraerte.