Cómo decorar un cuarto de niño

Ideas para decorar un cuarto de niño

Un barco de piratas, un castillo encantado, una pista de carreras, un hospital veterinario, y todo en uno; la habitación de tu hijo es un sitio mágico, que responde sólo a su imaginación a la hora de transformarse en un sitio remoto, especial, de puro deleite. Por eso, la decoración de la habitación de los niños debe estar planificada de acuerdo a las múltiples posibilidades que el pequeño desee darle.

Colores para decorar un cuarto de niño

Cuando pensamos en una habitación de varón solemos imaginar el azul, el celeste, quizás algunos blancos; pero estos tonos fríos y calmos no estimulan la creatividad. En lugar de ellos, elige colores primarios, llenos de vida, en muros blancos y aplicados en formas geométricas en sectores específicos.

Las imitaciones son ideales para el entretenimiento del niño. Por ejemplo, puedes pintar el cielorraso de color celeste y, con la técnica de pincel seco (mojamos el pincel, y antes de aplicar, lo pasamos varias veces por un periódico, hasta que casi no tenga pintura), hacer nubes que imiten al cielo. Unos puntos de pintura fluorescente te ayudarán a imitar las estrellas por la noche. Estas son decoraciones muy simples de lograr, con un presupuesto bajo, que estimularán la creatividad, la imaginación, y el disfrute del niño por su dormitorio.

Revestimientos para cuartos de niño

En las habitaciones de niñas fomentamos la calidez y la suavidad. En el cuarto de los niños, en cambio, debemos pensar en la resistencia de las superficies. Los juegos son más bruscos y activos, y necesitamos tener muros y pisos que resistan a los saltos, arrastres y a todos sus movimientos.

En lugar de alfombras, elige colocar baldosas de piso vinílico adhesivo o pisos de goma, que darán el aislamiento adecuado, crearán una superficie acolchada y a prueba de golpes, y conservarán lo masculino en esta etapa de desarrollo del niño.

Los muros de yeso serán muy poco resistentes a golpes y roces. En cambio, elige papel de pared con motivos especiales, como imitación, colores o incluso paisajes. También los tabiques de madera son un revestimiento resistente para cuartos de niño, que aportará belleza y sobre los que podrás colocar clavos y ganchos sin problema, pues estas tablas pueden ser renovadas con la regularidad que lo requieras.

Distribución de los espacios en un cuarto de niño

Conforme la habitación lo permita, determina las zonas de uso del dormitorio. La cama y el sitio de descanso deberán quedar fuera de uso a lo largo del día. Para lograrlo, nada como dejar un gran espacio libre en la habitación, al centro y al alcance de todo. En un lado deja el placard con puertas, preservando la ropa y los elementos, y en el lado opuesto coloca la mesa de tareas, como un pequeño escritorio donde el niño pueda hacer dibujos, escribir, hacer sus deberes de la escuela y planificar sus juegos del día, sin dejar toda la suciedad en su sector específico de juegos.

Para mantener el orden en las habitaciones de varones, quizás la mejor idea sea una gran canasta o caja donde el pequeño pueda dejar allí todos sus juguetes. No es una solución demasiado estética, pero con un poco de aprendizaje tu hijo se acostumbrará a dejar allí todos sus muñecos y juegos, teniéndolos a mano y seguros, sin tener recurrir al placard y a sitios de guarda.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo decorar un cuarto de niño, te sugerimos que visites nuestra sección Decoración.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social