Cómo decorar con piel de cebolla

Con la piel de la cebolla podemos hacer muchos detalles decorativos. Flores, moños y cuanto objeto nos permita la imaginación, le darán toques especiales a nuestra mesa.

Cómo decorar con piel de cebolla

Para la decoración de nuestro hogar debemos tener en cuenta cuanto objeto y elemento podamos incluir al estilo general. Hoy aprenderemos a realizar flores y detalles decorativos con piel de cebolla, para realzar la apariencia de todo tipo de objetos de los ambientes de nuestra casa.

Cómo decorar con piel de cebolla
Cómo decorar con piel de cebolla

© Depositphotos.com/yogibehr

Comenzaremos por elegir cebollas de piel rojiza o blanca. De preferencia, elegiremos unas pocas cebollas con bastante piel, pues es lo que nos será de utilidad. Para comenzar, lavaremos cuidadosamente la cebolla con agua tibia, intentando retirar la piel más externa y fina con cuidado, en tiras uniformes y parejas. A estas tiras de piel, luego, debemos colocarlas en un recipiente con agua tibia.

De a poco, iremos tomando estas tiritas de cáscara e iremos haciendo formas, del tamaño deseado. Estas formas pueden ser, por ejemplo, pequeñas flores o grandes moños. Para ello, tomaremos una tira y la doblaremos, formando cuantos rulos separados nos sean posibles, uniéndolas por el centro con un punto de cola escolar o de cola vinílica, o también con un punto de costura, con hilo al tono. Debemos realizar este trabajo con la cáscara húmeda, para evitar romperla.

Una vez que las flores o los moños (o la forma deseada) estén listos, los colocaremos sobre algunas hojas de papel de cocina absorbente y dejaremos secar durante uno a dos días. Podemos luego reforzar y proteger el trabajo con barniz en aerosol, o también con laca fijadora para cabellos en aerosol.

Otra opción es pintar con colorantes vegetales, para dar una apariencia natural y brillante.

Con estos detalles podremos decorar marcos de fotografías, bandejas, elementos decorativos de paredes, costureros, y todo tipo de objetos. Estas flores de piel de cebolla poseen un encanto natural, bien rústico y llamativo, que impactará a nuestras visitas y realzará la apariencia de cualquier objeto de nuestro hogar de manera sencilla, económica y especial.

Cabe destacar que podemos realizar la misma labor con pieles de ajos, ajo puerro, e incluso con las cáscaras y chalas de choclo.

'