Cómo decorar al estilo vintage

El vocablo vintage ha sido muy utilizado en los últimos tiempos, a menudo usado como sinónimo de lo retro y lo viejo. Este estilo a ido convirtiéndose en una de las tendencias de decoración preferidas en nuestro siglo XXI.

Cómo decorar al estilo vintage

Características del estilo vintage

La decoración vintage toma su musa de los tiempos de las décadas de 1930 y 1940, albores de la industrialización, cuando la calidad aún era el enfoque principal de la producción de cada objeto. Se caracteriza por ser elegante a la vez que romántico, entremezclando colores, texturas y materiales naturales con artificiales, siempre con buen gusto y de acuerdo a la propuesta de aquella época.

Colores para decorar al estilo vintage

Los colores favoritos parten del blanco sucio, lo que también se conoce como off white, y el gris perlado, bases que dejarán lucir mejor los detalles extravagantes y cálidos. Las superficies se cubren de tonos pastel, a menudo con técnicas de diseño en parquets y en papeles de pared con motivos florales y patrones geométricos simples. Para los detalles se usan los tonos rosados, durazno, anaranjado, verde manzana y los marrones en toda su gama.

Materiales y muebles del estilo vintage

Los materiales del estilo vintage son combinados: la madera y el metal como base, el hierro forjado en los detalles, y el mimbre natural en los complementos, entremezclados con fibras naturales y sintéticas en los géneros. En ninguna habitación faltará una cortina estampada, una silla tapizada con motivos florales grandes, otro sofá con un género de algodón, y hasta una alfombra sintética por debajo.

Cómo decorar al estilo vintage
Cómo decorar al estilo vintage

"La decoración vintage toma su musa de los tiempos de las décadas de 1930 y 1940: se caracteriza por ser elegante a la vez que romántico."

Los muebles de estilo country y provenzal son los preferidos en el vintage. También los simples, en colores claros y con técnicas de añejado y decapado pueden ser parte de esta decoración, dependiendo del ambiente particular que quieras lograr.

El mobiliario suele ser compuesto: silla, sillón y silla de lectura en la sala, además de mesas de arrime y de café central, junto con bibliotecas y aparadores que luzcan las piezas de antaño como decoración.

En la habitación se podrá lucir una cama con cabecero de mimbre, dosel, altas y sobrias mesas de noche, y veladores de pantallas ataviadas con caireles y perlas falsas. La ropa de cama blanca será el lienzo perfecto para cojines en estampados florales y de diversas formas.

Diseños y objetos decorativos vintage

En las paredes de estilo vintage, además del exquisito papel tapiz, podrá lucirse espejos ovalados de tipo Imperio, fotografías en marcos de diversos colores y formas entremezclados, y apliques de luz (siempre cálida) con pequeños caireles de cristal, en un eclecticismo delicioso.

Imagen: 1

Imagen: 2

Imagen: 3

"Las flores no pueden faltar en una decoración vintage. Elige las románticas y perfumadas, como el jazmín y las fresias."

Las flores no pueden faltar en una decoración vintage. Jarrones de acrílico, cestos de mimbre y vasos de cristal por igual han de estar presentes sobre modulares, aparadores y mesas. Elige las flores románticas y perfumadas, como el jazmín y las fresias, para complementar esta decoración de manera ejemplar.

Y no te olvides del detalle protagonista: centenares de elementos decorativos añosos, como teléfonos a disco, elementos bélicos, figurines forjados en bronce o hierro, pantallas de peltre y todo lo que quieras recuperar de aquella época especial.