Cómo decorar al estilo minimalista

Decoración al estilo minimalista

Simple, moderno, elegante y abierto, el estilo minimalista (y como su nombre bien identifica) se define por el uso mínimo posible de piezas de mobiliario funcional, en una ambientación carente de opulencia o de elementos sin un uso práctico.

Lograr una decoración minimalista puede ser en verdad sencillo, una vez que conozcas sus bases fundamentales.

Características del estilo minimalista

Lo simple es la base fundamental del minimalismo. La paleta cromática es también mínima: uno a dos colores planos como lienzo en todas las estructuras y superficies, acentuados aquí y allá con un toque de color, siempre plano y libre de diseños, patrones o figuras.

Los techos, muros y pisos lucen un color plano, generalmente blanco, negro o gris. Se da preferencia al blanco, pues permite apreciar mejor las figuras y una mejor dispersión de la luz, tanto natural como artificial, imprescindible en esta decoración.

Imagen 1.
Imagen 2.
Imagen 3.

En el estilo minimalista lo lineal toma preponderancia absoluta. Muebles bajos, simples y de formas geométricas se combinan con cortinas de estilo romano, evitando las ondulaciones de los géneros. No hay cojines ni demasiadas mantas a la vista, quizás alguna alfombra plana y simple, en los tonos de la habitación. Entre los sofás, una mesa cuadrada con sitio de guarda interior podrá lucir una pieza decorativa importante, en un tono neutro.

Objetos para decorar al estilo minimalista

Aunque la ambientación minimalista invita a evitar el uso de elementos decorativos, queremos dar calidez al espacio. En un hogar de estilo minimal podremos lucir un conjunto de fotografías, quizás en escala de grises, dispuestas en marcos lineales de color negro sobre muros blancos, y con profundidad. Un conjunto de cuatro portaretratos simples unidos simétricamente será un complemento suficiente para vestir todo un muro, hacia un lado y no al centro, para dar más amplitud al espacio. También, una pieza tallada o una figura realista en cerámica, barro, madera o demás, pintada en un color contrastante, será accesorio suficiente para toda una gran mesa.

Imagina una gran manzana roja de resina sobre la mesa del comedor (de vidrio o de madera clara), un cojín simple sobre el sofá, tres frascos de color verde brillante con flores blancas sobre el modular. Las pieles artificiales y el animal print combinan bien con esta ambientación, otorgando al espacio un poco más de elegancia y vitalidad.

Para decorar al estilo minimalista piensa en una habitación blanca, con muebles simples de color negro, y una cortina en imitación piel de cebra para la sala, o un muro negro y tres blancos con un escritorio de color azul Francia para la sala de estudios.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo decorar al estilo minimalista, te sugerimos que visites nuestra sección Decoración.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 67% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social