Cómo decorar al estilo mediterráneo

El estilo mediterráneo es una tendencia decorativa clásica y muy característica. Conoce sus principales detalles para aplicarlo en tu hogar.

Cómo decorar al estilo mediterráneo

Cómo decorar al estilo mediterráneo

Características del estilo mediterráneo

Si pensamos en los paisajes de Grecia, Italia y el sur de España, sólo una tendencia de decoración viene a nuestra mente: el estilo mediterráneo. Sirve una copa de vino y prepara un plato de quesos y olivas, para conocer los detalles de esta ambientación tan rústica como natural, y que seguramente querrás aprovechar en tu hogar.

Colores de la decoración mediterránea

Los tonos utilizados en el estilo mediterráneo son naturales, cálidos y presentes en los paisajes: desde azules profundos hasta celestes cielo, verdes, ocres, cafés, naranjas, rojos y amarillos están presentes en cada superficie y detalle.

Para muros, techos y grandes espacios el ambiente se viste de tonos claros (beige, crema y blanco), en los pisos y géneros se acentúan los profundos (azul, rojo o bordeaux y café). En los detalles aparecen los tonos naturales entremezclados y llenos de calidez.

Cómo decorar al estilo mediterráneo
Cómo decorar al estilo mediterráneo

"Los tonos utilizados en el estilo mediterráneo son naturales, cálidos y presentes en los paisajes."

Muebles, materiales y texturas

El mobiliario predominante del estilo mediterráneo es fabricado en maderas claras, de líneas simples, ya sea lavadas y laqueados mate, o bien pintados en tonos pastel y con técnicas de añejado. Los herrajes y tiradores suelen ser en maderas o cerámicos, con toques de colores profundos para dar distinción.

En las estructuras es habitual presenciar vigas a la vista, en maderas naturales que sobresalen de los muros y debajo del cielorraso. La terracota está presente en el tejado como también en los pisos exteriores, donde también se evidencia la presencia de piedras erosionadas naturales y piedra caliza. Los muros suelen estar modelados en yeso, o bien lucir la técnica de estuco.

Los géneros son livianos, aunque notorios, y los hay en abundancia: tejidos en el sofá y sobre la cama, mesas con manteles, todas las ventanas con cortinados de techo a piso, en general en colores claros y con pocos detalles, quizás festones para sujetarlas a los lados de las ventanas y apreciar el paisaje.

Las griferías y detalles preferidos del estilo mediterráneo serán en hierro forjado, al igual que en sillas, camas y mobiliarios de interior o exterior. También hay elementos decorativos en metales pesados y opacos, como marcos con fotografías románticas y simples, tiradores en muebles, y viejos utensilios de cocina lucidos en los muros, o colgados de sujetadores en la cocina.

Imagen: 1

Imagen: 2

"El mobiliario predominante del estilo mediterráneo es fabricado en maderas claras, de líneas simples, ya sea lavadas y laqueados mate."

Finalmente, el detalle especial en la decoración al estilo mediterráneo de muros, pisos y todo tipo de superficies, son los azulejos, preferencialmente en tonos puros y en forma de pequeños mosaicos que forman figuras, incluyendo en el interior de la piscina o de un estanque, los cuales siempre están presentes en este estilo decorativo.