Cómo decorar al estilo inglés

Decoración al estilo inglés

Este estilo de decoración es alegre y fresco, lleno de vida y prioriza el disfrute de cada centímetro del hogar. Los detalles toman el protagonismo absoluto. De un modo tradicional y hasta conservador, el estilo inglés es intrigante, sugerente, e invita a cada elemento y superficie a contar su historia.

Lo vintage y lo retro son parte fundamental de esta ambientación, inspirándose en la estética londinense de las décadas de 1940 a 1960. Los elementos realizados a mano, las flores secas y los empapelados en los muros no faltan en cada habitación, incluyéndose también como parte de la decoración en los muros, bandejas de servicio y hasta pequeñas mesas auxiliares.

Imagen 1.
Imagen 2.
Imagen 3.

Colores y muebles del estilo inglés

Los tonos elegidos no buscan sobresalir, sino dar preponderancia a los elementos. Los neutros y los pasteles están presentes en las superficies, dando espacio a los detalles en colores azul, verde, rosado, amarillo y algunos ocres. Se evitan los tonos brillantes y las texturas artificiales, prefiriendo lo natural y lo labrado por mano humana.

Decir que el mobiliario es de estilo inglés sería una redundancia, pero también una verdad. Las piezas se colman de detalles en sus terminaciones, con maderas labradas (en especial en los apoyos de brazos, respaldares y patas), costuras a la vista, herrajes y tiradores llamativos que conjugan los metales, las maderas y la cerámica pintada a mano. El amoblamiento prefiere el misterio, tomando la forma de cajoneras, modulares cerrados y aparadores de guarda de todos los tamaños.

Objetos para decorar al estilo inglés

Hay elementos que no faltan en la decoración de estilo inglés. Desde las figuras talladas en madera de cabinas telefónicas y buses de doble piso (los tradicionales), hasta figurines en cerámica de la campiña inglesa o de la Londres de antaño (piensa en Sherlok Holmes). También hay relojes marinos en los muros y lámparas de pie en tallo de bronce, simple y limpio, conjugados con técnicas añosas en interruptores a la vista o al pie.

Otros elementos que no pueden faltar en la decoración al estilo inglés son los cojines en géneros pesados, y los percheros con cestos para paraguas en el pórtico de acceso. Maletines y baúles pueden acoger libros con tapas de cuero y tipografías doradas, clásicos y elegantes, de preferencia con historias de aventuras, investigación y misterio.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo decorar al estilo inglés, te sugerimos que visites nuestra sección Decoración.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social