Cómo debe ser el calzado que use el bebé al gatear

Cómo debe ser el calzado que use el bebé al gatear

Cuando comienza con el gateo, podemos adquirir un calzado para el bebé que lo ayude en este proceso. Descubre qué características debe tener.

Cómo elegir el calzado para el gateo

Uso de calzado para bebé cuando comienza a gatear

Antes de dar sus primeros pasos, los bebés recorren el mundo que los rodea en sus manos y rodillas. Pero el gateo no es una etapa poco significativa en el desarrollo motriz de nuestros pequeños: debes asegurarte de brindarle la protección y formación que necesitan, incluyendo calzado para el gateo que los comience a acostumbrar en el uso del convencional, al tiempo que los acompañe en este momento particular del desarrollo.

El gateo en el desarrollo

El gateo no es sino el inicio de la libre movilidad del bebé. En cuanto comience a hacerlo, es probable que no tenga descanso en lo absoluto: intentará moverse de aquí para allá, constantemente, por lo que se debe duplicar la atención que le prestemos a nuestro bebé.

Cómo debe ser el calzado que use el bebé al gatear
El gateo no es sino el inicio de la libre movilidad del bebé. En cuanto comience a hacerlo, seguro no tendrá descanso

"Procura liberar el espacio y colocar alfombras o mantas mullidas, que faciliten sus primeros gateos de tu bebé."

Procura liberar el espacio y colocar alfombras o mantas mullidas, que faciliten sus primeros gateos. Con el tiempo irá dominando la técnica y podrá desplazarse con facilidad por diversas superficies. Los pies durante el gateo suelen ir posados en el piso con el empeine, tobillos flexionados hacia dentro o hacia fuera, por lo que debes asegurarte de elegir el calzado que mejor acompañe su flexibilidad y facilite sus movimientos.

Cómo debe ser el calzado para el gateo

El pediatra, mediante un análisis detallado, podrá identificar problemas y deformaciones posibles de ser corregidos mediante el uso de distintos tipo y modelos de calzado para el gateo. A veces se requerirá del uso de plantillas interiores para mejorar el desarrollo del arco plantar y del pie en general. Estas plantillas son lavables, flexibles y livianas, y pueden acomodarse a distintas botas, zapatos y pantuflas o hasta medias con suela de goma, para acompañar al bebé desde el momento mismo en el que comience a gatear y a querer ponerse de pie.

Las botas son el modelo más recomendable en general. Ya que sujetan los tobillos, facilitan el mejor desarrollo físico de esta zona del cuerpo al tiempo que previenen lesiones como torceduras. Lo ideal es que el calzado para el gateo sea reforzado en la punta, para proteger los dedos del pie y evitar golpes bruscos en esta zona al andar de a gatas. De igual modo, es útil que la suela de goma llegue hasta el talón y lo cubra, de modo que lo proteja de golpes y raspaduras cuando el bebé se siente, ruede en el suelo y juegue.

"Lo ideal es que el calzado para el gateo sea reforzado en la punta, para proteger los dedos del pie y evitar golpes bruscos en esta zona al andar de a gatas."

Asegúrate de que sea un calzado de la mejor calidad, liviano y flexible aunque bien sujeto al pie. Introduce tu mano y recorre con tus dedos todo el interior, asegurándote de que no haya costuras que puedan irritar o lastimar el pie de tu bebé. También verifica que puedas ajustar suavemente a su pie, sin que quede suelto y lo roce, pero también que no quede demasiado ajustado y ponga en peligro su circulación.

Gradualmente, cuando comience a ponerse de pie e intentar caminar, su calzado será también liviano y de suela flexible, antideslizante siempre, y con refuerzos laterales que aseguren la buena posición del pie, permitiendo la movilidad hacia delante y atrás del tobillo para permitirle aprender el movimiento del caminar.