¿De qué color pintar una cocina?

Colores para pintar una cocina

La cocina es definitivamente el corazón de todo hogar. Allí preparamos el alimento (para el cuerpo y también para el corazón) con el que cuidamos y agasajamos a nuestros seres queridos. También es donde comienzan y donde terminan los encuentros, un sitio de terapia para muchas personas, y el lugar donde dejamos volar la imaginación con los platillos. Por eso es importante elegir el mejor color para acompañar todas esas maravillosas situaciones que se dan en la cocina.

El color según el estilo general de la cocina

En primer lugar, más allá del tono considera el estilo que quieres dar a tu cocina. Esto dependerá en gran medida de cómo vivas tu hogar: si tienes muchas reuniones con amigos, una familia numerosa, o si prefieres la soledad propia o la vida únicamente de pareja. Considera si cocinas mucho, lo necesario, o si esta habitación se usa mayormente para el desayuno y no mucho más. A partir de allí podrás ver el estilo y el acabado final adecuado.

El color según los elementos existentes

Puedes elegir el tono principal de la cocina a partir de los elementos que ya tienes, en especial si es un proyecto de remodelación. Considera el color del piso, por ejemplo, para usarlo como inspiración (pues es difícil que cambies el piso sólo para hacerlo combinar con la pintura). También ten en cuenta los blancos (nevera, horno y demás), y de los gabinetes o la piedra de la mesada, para elegir la pintura siguiendo estas tonalidades más difíciles de cambiar.

Temas definidos por el color en la cocina

Otra idea es definir los colores de la cocina a partir de la ambientación temática que hayas dado a tu hogar completo. Colores blanco y azul reflejarán el estilo country y de la campiña inglesa, mientras que el verde y algunos rojos mezclados con ocres pueden dar un estilo rústico. Una cocina blanca y negra será moderna y formal, mientras que colores como el marrón y el crema, que combinan a la perfección con la piedra y la madera, darán un ambiente hogareño y muy cálido.

Colores para una cocina pequeña

Si tu cocina es más pequeña de lo que su función dictaría, considera los colores claros, blancos combinados con toques, amarillos y ocres, o hasta naranjas y rosados en tonos pastel para ampliar el espacio. Techos blancos o de color muy claro le darán al sitio más altura, pinturas decorativas con franjas verticales también, mientras que techos de colores más profundos achicarán el ambiente si eso es lo que necesitas.
La pared más lejana de este sitio puede lucir un color más profundo, para hacerla "retroceder" en lo visual. Colores azul, verde bosque o violeta te ayudarán a lograrlo.

Tipo de pintura para la cocina

Elige pinturas látex para un acabado liso y parejo, en dos capas al menos, pintadas sobre muros imprimados y sellados. Son mejores las lavables y resistentes, que soporten las exigencias de este espacio (con su aire cargado de vapores y grasas), y para evitar la absorción de aromas y otras suciedades.

Si deseas leer más artículos similares a ¿De qué color pintar una cocina?, te sugerimos que visites nuestra sección Decoración.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social