Curas del Feng Shui para la Casa

Las Mejores Curas para tu Casa

Protege tus ambientes y estimula la circulación de las energías utilizando las eficientes curas del Feng Shui para la casa. Son elementos fáciles de conseguir, que están dotados de un simbolismo profundo y que pueden ayudarte a hacer circular las energías negativas (es decir: seguir su camino hacia fuera de casa), atraen las positivas, estimulan las emociones y la armonía y que, por si fuera poco, decoran de una manera genial.

Buda, la cura más tradicional

Las estatuillas y figuras de Buda son, tal vez, las curas del Feng Shui más icónicas. Pero seguro habrás notado que no son todas iguales: a veces está sentado y otras de pie, a veces luce túnica y otras el torso desnudo, y también puedes verlo en las más diversas posiciones, sujetando elementos, sonriendo o meditando, ¡hay muchísimas maneras de verlo!

Cómo utilizar las curas del feng shui. Las mejores curas del feng shui y budas. donde poner las estatuillas de buda.

© Depositphotos.com/Milesdavies

Imagen 1. Hay cientos de curas y muchas poco reconocidas, como las estatuas decorativas de jardín.

Aunque toda imagen de Buda representa la energía positiva (Sheng Qi), cada una de estas figuras posee su propia simbología:

Budai (Hotei, el Futuro Buda): Es regordete, sonríe, luce joyas o vasijas, y simboliza a la fortuna y la generosidad. Habitualmente tiene unos largos lóbulos en sus orejas que representan la sabiduría y la escucha de todo pedido que se le realice.

Lakshana: Muestra a un Buda con una aureola o nimbo que representan su santidad, o también con un rodete (un moño en el cabello) o una protuberancia en la coronilla, simbolizando la meditación y la vida espiritual.

A su vez, estas figuras pueden presentarse en diversas conductas:

Buda de capa roja: Es el ideal para superar penas y vencer obstáculos. Suele cargar con lingotes o monedas de oro (monedas chinas), y es mejor ubicarlo a 45° de la puerta principal del hogar o la oficina, mirando hacia adentro.

Buda de la compasión: Carga con una bolsa en su espalda, y puede llevar un abanico en una mano. Lo vemos sonriente y generoso: lleva tesoros para compartir con quienes encuentre en su camino y que necesiten ayuda. Es mejor ubicarlo en el sudeste de la sala, con una vela.

Buda de la felicidad: Lo vemos sentado, relajado, sonriente, y sujetando un sombrero de Emperador o una esfera con una mano. Se relaciona con el crecimiento personal, la confianza en uno mismo, y la superación de obstáculos. Lo mejor es orientarlo en el sudoeste de la sala.

Buda de la fertilidad: Suele estar sentado, sonriente y rodeado de niños o de elementos que los simbolicen. Es mejor lucirlo al oeste de la sala.

Buda de la salud: Está de pie o sentado, sujetando una calabaza en su mano izquierda, y se relaciona con el alivio de enfermedades y la curación espiritual. Es mejor ubicarlo al este de la sala junto a una planta saludable.

Buda del éxito: Suele llevar una perla en cada mano, o las alza sobre su cabeza en relación a la victoria y la vitalidad. Lo mejor es tenerlo en la sala de estudios, en la oficina o al sudoeste de la sala.

Buda para las finanzas: Está normalmente de pie, sujetando un lingote de oro (o una vasija) y simboliza la generosidad del dar y del recibir. Es mejor ubicarlo hacia el noreste de la sala junto a una planta de hojas redondeadas.

Otras curas del Feng Shui

Además de los benefactores Budas, aprovecha estas curas menos reconocidas para complementar tu hogar, buscar la armonía y potenciar la circulación de energías en cada ambiente:

Objetos brillantes: Luces, espejos facetados, bolas de cristal colgantes y otros son las curas para activar la energía y fomentar su ingreso a casa. Es ideal para accesos trabados o con ángulos, o para la salida de corredores angostos o escaleras empinadas. Además, los espejos refractan las energías, pero tanto las positivas como las negativas.

Seres vivos: Los peces, las plantas y las flores son los símbolos de la fuerza vital, e ideales para hogares construidos en terrenos inclinados y con desniveles, en donde las energías pueden circular con demasiada actividad o estancarse.

Los sonidos de aire: Elementos como las flautas de bambú y otros que suenen al recibir el aire anuncian buenas noticias, y son geniales para atraerlas en el ingreso a casa y para neutralizar puntos angulosos en el hogar.

Peso: Los elementos pesados como las estatuas, las grandes rocas y los tiestos de gran tamaño pueden nivelar las energías en zonas de demasiada actividad, atrayendo estabilidad a tu casa.

Estas curas del Feng Shui aportan belleza y armonía a tus ambientes, pero recuerda acompañarlos con una limpieza regular, orden permanente y buenos deseos, para potenciar la atracción de energías positivas a cada ambiente de tu casa.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Curas del Feng Shui para la Casa, te sugerimos que visites nuestra sección Esoterismo y Espiritualidad.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social