Cómo Curar las Estructuras de Jardín

Cuidados de las estructuras del jardín

Con la llegada del verano volvemos a habitar nuestros jardines. Aprovechamos su frescura para relajarnos y para agasajarnos con la belleza de sus plantas y flores, para lo cual construimos quinchos, pérgolas, sombrillas de paja y glorietas con elementos naturales, como palos y varas, los cuales debemos cuidar y mantener para prolongar su vida útil y poder apreciar nuestro jardín a su sombra durante muchos años más.

Cómo cuidar y mantener las estructuras del jardín

Los palos utilizados para la construcción de las estructuras para jardines son generalmente de quebracho y eucaliptus, con varas de sauce o álamo, entre otras. Al encargar la construcción, estas estructuras ya cuentan con un tratamiento anti-polillas, que los protege de futuras invasiones. Sin embargo, en ocasiones las larvas de estas pequeñas pestes se hallan en el interior de las mismas, pudiendo haber escapado o sobrevivido a este proceso. Así, pasado el tiempo, mientras disfrutamos de nuestros quinchos notamos pequeños huecos en los palos, que evidencian la presencia de estos insectos.

Si no hay plantas demasiado cercanas, podemos pulverizar con un producto de control de pestes. Sin embargo, estas estructuras de jardín a menudo están rodeadas de plantas y animales. Para solucionar el problema de las polillas, necesitamos kerosene y una pequeña jeringa, con la que insertaremos algunas gotas de este combustible por cada uno de los pequeños huecos. Esto eliminará las pestes, y protegerá al palo. Debemos realizar esta tarea durante algunos días, en especial ante la llegada del calor, cuidando de no dañar las plantas cercanas.

Los techos y sombrillas son elaborados generalmente con paja y cortadera, ubicada en diversas formas. Este material se dispone desenrollándolo sobre la estructura firme, y es sujeto luego con pequeños alambres.

Su mantenimiento es por demás sencillo, y no requiere casi de ningún esfuerzo o tarea. Sin embargo, si existiera algún defecto de colocación (por ejemplo, notamos pequeñas goteras internas luego de una lluvia), solamente debemos golpear la estructura desde el interior con un palo de escoba o un palo que nos permita llegar hasta ese sector. Esto hará que las hojas se acomoden automáticamente, solucionando el problema, ya sea estético o funcional.

Luego, solamente debemos recordar realizar una limpieza y mantenimiento básica una vez al mes, para evitar que insectos y aves hagan sus hogares en las estructuras de jardín.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Gracias por leer Cómo curar y mantener las estructuras de jardín, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
4 valoraciones.
El 50% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social