Cómo cultivar vegetales en casa

Cultiva tus propios vegetales en casa

Como sucede con todas las plantas, los vegetales requieren de algo de luz (a veces directa, a veces indirecta), un clima regular, y abrigo tanto del frío como del calor extremo.

A la hora de regar los vegetales que cultivarás en casa, la cantidad se define por especie; lo mejor es mantener la tierra apenas húmeda, adecuando el agua y la frecuencia del riego de acuerdo a la capacidad de absorción de cada planta. Evita regar demasiado, pues podrías pudrir tus cultivos.

Dónde cultivar los vegetales

Puedes sembrar en tierra o en maceta. Ya que hoy proponemos cultivar vegetales en casa, elegimos las segundas. Utiliza cualquier contenedor resistente, adecuado para recibir humedad (no utilices maderas ni cartones, sino plásticos, vidrios o metales inoxidables), practicando algunas perforaciones en la base inferior o en los lados para permitir el drenaje del agua excedente. Coloca piedras, gravilla, trozos de ladrillo, de cerámica o cualquier elemento en la base, evitando que la tierra salga por las perforaciones de drenaje y permitiendo una mejor aireación de la tierra.

La tierra de cultivo debe ser preparada. Puedes mezclar tierra negra con tierra para macetas, e incorporarle restos orgánicos para enriquecerla, como cáscaras de huevo, de vegetales, hojas secas y otros.

Vegetales aptos para cultivar en macetas

Cada variedad tiene sus mejores condiciones de siembra y de cultivo. En otoño, por ejemplo, aprovecha para plantar acelgas, ajos, brécol (brócoli), coliflor, cebollas, espinacas e hinojos. También en climas templados y en interiores podrás cultivar lechugas en todas sus variedades, procurando tener suficiente espacio. El puerro y el repollo son otras dos buenas variedades para cultivo en maceta, en cualquier estación del año. Las habas, zanahorias, nabos, zapallos y rábanos también son adecuadas para cultivo dentro del hogar, cuidando de sus riegos y del clima del sitio.

Aunque son posibles de sembrar y cuidar, los tomates, maíz y otras especias de gran despliegue no se recomiendan para huertas hogareñas, mayormente por cuestiones de espacio. Lo mismo sucede con los frutales de planta y los rastreros, o los tubérculos, que requieren de dimensiones grandes de tierra para su mejor desarrollo.

Acompaña tu huerto casero de vegetales con algunas hierbas aromáticas de uso gastronómico, y complementa la imagen con flores amarillas, pues mejorarán el paisaje y ayudarán a combatir los insectos voladores. Algunas aromáticas, como la lavanda, servirán al mismo propósito, y así podrás evitar el uso de pesticidas en tus alimentos.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo cultivar vegetales en casa, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?
6 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social