Cómo Cultivar Rosas sin Semillas

Métodos para Cultivar Rosas Sin Semillas

¿Tu vecina tiene un rosal sensacional y quisieras tener el propio?. Pues pídele una flor y aprende a cultivar rosas sin semillas fácilmente con dos técnicas muy eficaces y tan simples que ni siquiera podrás creerlas. Sólo ten en mente estos dos consejos de jardinería y podrás cultivar las rosas desde un esqueje o de una vara de flor, creando tu propia planta para disfrutar de su belleza y fragancia cuando quieras.

Cómo cultivar rosas sin semillas desde un esqueje

Para este método usaremos un cultivo de suelo, aunque puedes hacerlo en un testo o maceta espaciosa.

En un sitio que reciba sombra en el horario de mayor luz solar, cava una pequeña zanja de unos 15 centímetros de profundidad (6 pulgadas) y unos 8 centímetros de ancho (3 pulgadas). Coloca en el suelo unos 4 centímetros de arena fina (1,5 pulgadas) y deja reposar para que se asiente (puedes humedecer un poco si prefieres, pero sólo apenas).

Cómo plantar rosas sin usar semillas. Cómo cultivar rosales desde esquejes. Aprende a cultivar rosas desde el tallo. Cultivo de rosas en una patata

© Depositphotos.com/ginasanders

Imagen 1. Con estos métodos fáciles podrás cultivar rosas sin semilla, fácilmente y en cualquier sitio y época.

Prepara mientras tanto el tallo que vayas a usar para cultivar rosas sin semilla. Debe ser firme, maduro (ni seco ni verde), y de buen grosor, similar al de un lápiz común. Elije uno liso, más bien recto, sin salientes ni otros brotes, y de preferencia que sea del crecimiento de este año, con unos 20 a 25 centímetros de largo (7,5 a 9 pulgadas). Quita hojas y espinas de la mitad inferior, y corta en diagonal luego de la germinación de base.

Coloca el tallo o los tallos, tantos como sitio tengas para cultivar rosas, enterrándolos bien separados entre sí en la mitad preparada, al menos dos tercios de ellos bajo tierra para que la base llegue hasta la arena. Al hacerlo, presiona la tierra con tu pie, para quitar tanto aire como puedas. Riega para mantener la tierra con un nivel de humedad constante, que no sea excesivo pero que nunca quede seco. Ya brotadas las nuevas rosas cultivadas por esquejes, podrás transplantarlas a otros sitios o a tiestos grandes, con variedades saludables y completamente desarrolladas.

Cómo cultivar rosas en una patata

El segundo método propuesto para cultivar rosas sin semilla es ideal para quienes viven en pisos o departamentos pequeños. Lo haremos con un singular tiesto natural: una patata.

Prepara los tallos o las rosas igual que en el método anterior: corta el tallo maduro, quita hojas y espinas en el extremo inferior, y prepara una patata por cada tallo a cultivar. Las patatas deben ser firmes, maduras pero no demasiado (ante la duda, es mejor que esté algo más verde que demasiado madura, para aprovechar mejor sus nutrientes).

Con la ayuda de un cuchillo o elemento punzante, haz un hoyo al centro, a lo ancho (es decir, que puedas apoyarla en la mesa, haciendo el agujero en la parte que queda hacia arriba). Elige patatas grandes, para poder hacer hoyos de unos 6 o 7 centímetros de profundidad (2,3 a 2,7 pulgadas), que sujete bien a los tallos de rosa.

Para poner en marcha este segundo método de cultivar rosas sin semillas, sólo coloca el extremo inferior del tallo de la flor dentro del hoyo de la patata. Puedes agregar unas gotas de fertilizante líquido si quieres, aunque las patatas son bien conocidas por “alimentar” adecuadamente a las plantas. Por último, colócala dentro de un tiesto, maceta o bolsa con tierra dentro, y mantenla siempre húmeda hasta que notes que del tallo comienza a brotar un bello rosal muy saludable.

Nadie sospechará que has logrado cultivar rosas en una patata, sin semilla y con métodos tan simples que sorprenderá a cualquiera que le cuentes.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Cultivar Rosas sin Semillas, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social