Cómo Cultivar Jengibre

Cómo Plantar Jengibre en Casa

Cultivar jengibre en casa te permitirá disfrutarlo fresco y potenciar el sabor de tus comidas. Es una de las raíces estrellas de la cocina oriental, y también de su medicina, pues su consumo es ampliamente recomendado por sus beneficios a los sistemas gástrico y circulatorio. Y por si fuera poco, es un poderoso antiinflamatorio natural que alivia dolores musculares y articulares, combate la fatiga y relaja la mente.

El jengibre es sabroso, algo picante y con un toque casi cítrico, capaz de convertir un platillo sumamente simple en algo sensacional. ¡A que ya tienes ganas de comenzar a cultivarlo en casa y disfrutar de sus beneficios!

Consejos para cultivar jengibre

El jengibre que usamos en la cocina es la parte de la raíz de la planta. Esta puede llegar a tener hasta 18 metros de altura, por lo que tienes que controlar el crecimiento o definir su ubicación y sitio de cultivo de acuerdo a tu disponibilidad. Una forma es cultivarlo en macetas de tamaño mediano, de modo de restringir la extensión de las raíces y, con ello, las de la planta.

Plantar raíz de jengibre en una maceta. Cómo cultivar jengibre en una maceta. Tips para plantar una raíz de jengibre en el jardín. Sembrar jengibre
Imagen 1. El jengibre es sabroso, algo picante y con un toque casi cítrico, capaz de convertir un platillo sumamente simple en algo sensacional.

Usa una maceta en exteriores o en interiores, siempre procurando tierra de cultivo enriquecida y un grado constante de humedad. La especie prefiere la sombra, aunque también el calor. Por eso, las macetas de terracota y los cultivos en invernadero o en interiores podrán ser más sencillos.

Cómo plantar una raíz de jengibre

En lugar de cultivar jengibre desde una semilla haremos nuevos brotes a partir de una raíz. Para ello, ve al mercado y elige una firme, sin marcas, moho ni zonas blandas, tampoco deben verse plagas o insectos. Si encuentras una que ya tenga brotes, mejor aún (¡y además, podrás pedir un descuento por ella!).

Toma la maceta y haz un hueco al centro de la tierra, y luego prepara el jengibre que compres: si no tiene brotes, déjalo sumergido en agua tibia por toda la noche, y si los tiene planta directamente en la tierra húmeda y cálida, simplemente colocándolo de forma horizontal a unos 5 centímetros de la superficie, y cubriendo con el sustrato con abono, más bien arenoso, bien drenado y con humus, de ser posible. Si usaras una raíz con brotes recuerda dejarlos hacia arriba, sin cubrir con la tierra.

El riego debe ser sólo suficiente, con poca agua y sin dejar mojado o inundado. Debe drenar bien y haz riegos más regulares si fuera necesario, para mantener la humedad. Procura que la tierra esté siempre cálida al tacto, ni caliente ni fría, y al abrigo del sol directo ya que sería perjudicial.

Cuando notes la planta bien brotada (quizás con flores blancas muy bellas) y las hojas se fueran poniendo amarillas en la parte superior, ha llegado el tiempo de la cosecha, unos 10 meses luego de la siembra. Verás que la raíz plantada se ha multiplicado en tamaño, y entonces podrás repetir el procedimiento y plantar jengibre con un nuevo corte, o simplemente consumir y disfrutar en tu cocina.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Cultivar Jengibre, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social