Cómo cultivar hierbas aromáticas dentro de casa

Cultivando aromáticas a lo largo del año

La primavera es el momento ideal para sembrar flores y decorar los exteriores de casa, pero no es necesario esperar hasta esa estación para cultivar tus hierbas aromáticas. Aprovecha el clima del interior de tu hogar para hacerla más fragante, decorada, y convertir tus platillos de todos los días en verdaderas delicias llenas de sabor y color.

Preparando las semillas

Cuando encuentres buenas ofertas, compra semillas de las plantas aromáticas que quieras sembrar. Teniendo los materiales preparados podrás armar tu huerta de interiores sin apuros, y bien completa.

Asegúrate de conservarlas en un sitio templado, de clima constante y lejos del sol directo, así tus semillas durarán más tiempo. A la hora de cultivar, sumérgelas en agua tibia mientras preparas la tierra, para ablandar sus coberturas externas y propiciar un mejor desarrollo.

Las hierbas aromáticas y su momento de cultivo

El berro, el hinojo y el perejil pueden ser sembrados en cualquier momento del año, cuidándolos de las temperaturas extremas. Las que son algo más exigentes en cuanto al clima, como la albahaca, la menta, el estragón, el anís, el ajo, la salvia, el orégano, el ciboulette, el tomillo y la melisa, deberán contar con un poco más de abrigo dentro de casa y a lo largo de su cultivo, manteniéndolas en la cocina o en una habitación templada.

Hay otras especies que requieren de calor para su mejor desarrollo. La manzanilla (camomila), la mejorana y el cilantro son buenos ejemplares. Aunque puedes sembrarlas y cultivarlas dentro de casa a lo largo del año, si quieres hacerlo en el jardín asegúrate de contar con días de buen sol y sin aire frío.

Clima y riego 

El riego de las aromáticas debe ser adecuado, en escasas dosis que mantengan la humedad de la tierra sin encharcar ni regar demasiado, pues son propensas a la pudrición. La sequía tampoco es recomendable.
Lo mejor es introducir el dedo en la tierra y, si se siente seco, regar en escasas dosis, mientras que si se siente húmedo notoriamente, se debe suspender el agua durante uno a dos días.

En cuanto a la temperatura, un clima templado y regular es lo más adecuado. Hay especies que gustan del sol directo o indirecto (como al otro lado del cristal de una ventana), mientras que otras necesitan sombra y luz general, sin sol. Coloca tu huerta cerca de una ventana para que reciba luz sin sol, analizando cómo responde cada variedad a tales condiciones. Ve moviéndolas e intercambiando su ubicación para observar su comportamiento a diario, hasta definir su mejor posición.

Evita que reciban demasiado frío o demasiado calor, alejándolas de las fuentes que los produzcan (incluyendo los motores de los electrodomésticos y el horno), y no te olvides de hablarles o de acompañaras unos momentos cada día, quizás mientras cocinas o haces tus quehaceres, y verás que las plantas responderán en un desarrollo saludable y abundante, regalándote el truco del sabor para cada una de tus comidas.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo cultivar hierbas aromáticas dentro de casa, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?
5 valoraciones.
El 80% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social