Cómo Cultivar en Verano

Cómo Cultivar en Verano: Tareas de la Temporada

Antes de aprender sobre cómo cultivar en verano, es preciso que tengas en cuenta algunas recomendaciones en relación a la huerta estival. En primer lugar, responder a los interrogantes de qué, cómo y cuándo. Esto es muy fácil, puedes aprovechar los calendarios de siembra acorde a tu región para saber cuáles son las mejores especies para sembrar en verano.

El calendario se divide por estaciones, o bien por calor y frío. También puedes usar el calendario lunar, que te indica, día por día, si es propicio para cultivar especies cuyo aprovechamiento sea la flor, la hoja o la raíz, basándose en las fases de nuestro satélite natural. No es para nada difícil y te ayudará sobremanera para plantar en verano.

Cómo hacer cultivos en verano. Consejos para cultivar vegetales en verano. qué especies se pueden sembrar en verano?
Imagen 1. Calcula cuánto vas a sembrar de cada especie dependiendo del espacio disponible y la cantidad que quieras producir

Calcula cuánto vas a sembrar de cada especie. Esto depende de varios factores: el espacio disponible, la cantidad de comensales, cuánto se usa ese ingrediente en las comidas, la capacidad de mantenimiento o riego, etc. Evita producir más de lo necesario de una misma especie, y variar más al cultivar en verano. A diferencia de lo que ocurre en invierno, en la época cálida las posibilidades son más extensas.

Una vez que hayas seleccionado las especies, el siguiente paso para cultivar en verano es separar las que necesitan trasplantarse por almácigo y las que “aceptan” por semilla (siembra directa). En el primer caso, deberías haber adelantado pasos en la primavera, usando latas, macetas, jardineras o cajones de fruta. En el segundo, se realiza sobre la tierra, siempre prestando atención la separación entre las semillas y las asociaciones (no poner dos especies de raíz porque pelearán por los mismos nutrientes).

Cómo sembrar almácigos en verano

Las especies que requieren este tratamiento especial son la lechuga, el repollo, el coliflor, la cebolla, el puerro, el tomate, el brócoli, la acelga y las remolachas, entre otras. Para sembrar estas hortalizas en verano, primero deben haber pasado por un estadio previo. El almácigo se prepara, como se decía anteriormente, en un recipiente que puede moverse a donde se desee y resguardarlo de la lluvia o el sol.

Esta manera de cultivar sirve además para obtener cosechas más temprano, o bien si ya nos hemos “pasado” de hacer la siembra directa. Al llevar la planta ya crecida a la tierra, hay más posibilidades de que crezca y se desarrolle hasta el tamaño que querramos.

El trasplante es muy importante al sembrar en verano, pero también en otras estaciones del año. Se realiza cuando la planta ya tiene tres o cuatro hojas, o bien cuando el tallo tiene el grosor de un bolígrafo o lápiz. Se debe cubrir con tierra para que ninguna raíz quede al descubierto, y luego mantener la rutina de riego como las demás plantas.

¿Qué especies se pueden cultivar en verano?

La planificación es muy importante para hacer la siembra de verano. Si tienes bien en claro cuáles de las especies aptas para esta época del año son las que te interesan consumir o producir, todo será mucho más sencillo. Puedes hacer un breve repaso por tu dieta habitual (y la de tu familia) para saber cuáles son las hortalizas que más necesitarás. También puedes probar nuevas, en ese caso, que sea poca cantidad.

Las mejores especies para plantar en verano son:

- Zanahoria: Si bien se puede plantar todo el año, la cosecha es durante el verano, por lo cuál la siembra se realiza unos tres meses antes (a inicios de la primavera). Se planta en semillas en siembra directa y lo que se consume es la raíz. Para recolectar, tira con suavidad presionando desde el tallo. Es recomendable regar a diario en verano.

- Pimiento: Todas las especies de pimientos se pueden cultivar en verano. Planta un ejemplar joven en el invernadero con luz todo el día (pero no directa). Cuando ya tenga el tamaño suficiente, se pasa a la tierra, dejando una separación de 75 cm entre cada planta, que requerirá riego abundante.

- Lechuga: Se debe plantar en verano, pero primero hacer los almácigos (en primavera). Crece cuando el clima es moderado, elige un lugar con sombra la mitad del día. Riega con abundancia y presta atención a las babosas o caracolas porque les encantan.

-Tomate: Es por excelencia la planta ideal para sembrar en verano, ama el calor y el sol. Necesita riego abundante y atarla a un tutor (palo o caña) para que no se doble y rompa por el peso de los frutos.

- Calabacín: La siembra es estival y crece a lo ancho, por ende, presta atención de dejar un espacio suficiente entre sus semillas y otras especies. Se puede cultivar en verano y si está bien cuidada, su producción es elevada. Si bien se consume el fruto mayormente, prueba las hojas rebozadas y fritas. Le gusta el sol y necesita bastante riego cuando hace calor.

- Patata: Si te decides a plantar patatas en verano, debes saber que ya es un poco tarde para disfrutarlas antes de que termine la temporada. La simiente se coloca a 20 cm de la superficie y ten en cuenta que es una planta grande, que crece y se multiplica en función de la ubicación y el riego.

Como último consejo para cultivar en verano, recuerda no colocar las semillas o almácigos muy cerca entre sí, y tampoco cometas el error de asociar mal porque no crecerá ninguna de las especies.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Cultivar en Verano, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social