Cómo Cuidar una Cresta de Gallo

Consejos para el Cuidado de la Cresta de Gallo

Si quieres aprender cómo cuidar una cresta de gallo, has llegado al lugar indicado. Esta planta, colorida y de textura suave a la vez que delicada, dará alegría virtualmente a cualquier ambiente. Puedes tenerla en interiores y también en exteriores y, aplicando los consejos que aprenderás en esta nota, la disfrutarás por mucho tiempo y con toda su belleza.

Variedades y detalles de la especie

Cresta de gallo” es el nombre vulgar que recibe la Celosía argéntea y a sus variedades (cristata, plumosa, caracas y más, además de sus sub-variedades). En total se calcula que existen más de 50 tipos de Celosías en el mundo entero, y todas comparten las mismas consideraciones básicas para su cuidado y mantenimiento.

Cómo cuidar una celosia argéntea. Consejos para el cuidado de una cresta de gallo. Tips para cuidar una cresta de gallo.

© Depositphotos.com/krayout

Imagen 1. Según la variedad y las condiciones de cultivo, la Celosía puede tener flores redondeadas en ramilletes o en inflorescencias de espigas.
  • Celosía argéntea: Es la especie de la que se desprenden las demás. Proviene de Asia tropical, lo que nos da un avance de los detalles de climas y riegos, y puede alcanzar hasta un metro de altura. Sus flores, originariamente, son de color blanco y con un aspecto afelpado y suave.
  • Celosía argéntea vari. Cristata: También se la suele llamar “espinaca de los lagos” o “flor de terciopelo”, y sus flores suelen ser rojas o amarillas, reunidas en inflorescencias de espigas (ramilletes). Es una de las variedades más reconocidas y habituales en el mundo entero para su cultivo en el hogar.
  • Celosía argéntea var. Plumosa: La planta en sí es algo más pequeña que la original, hay gran variedad de colores en sus flores, y suelen ser aptas para secarse y conservarse así por más tiempo.
  • Celosía caracas: Esta variedad florece sólo en verano, en inflorescencias de color rojo carmesí.

Tips para cuidar una cresta de gallo

La celosía tiene algunos requisitos en cuanto a su mejor cultivo y mantenimiento, a saber:

  • Luz: Requiere de buena cantidad de luz de sol directo durante algunas horas, aunque a semi sombra si el cima fuera demasiado caluroso o agresivo
  • Temperatura: Siendo una variedad tropical, gusta del calor, y su mejor temperatura oscila entre los 20°C y los 23°C en la época estival, o a lo largo del año. En el invierno es mejor protegerla si el clima desciende a menos de 15°C.
  • Ubicación: Se cultiva en suelo o en tiesto (maceta), en exterior o en interior. Dentro del hogar se debe cuidar de la temperatura del sitio, pues cerca de las ventanas podrían recibir demasiado calor por la luz solar filtrada por los cristales.
  • Riego: El suelo o la tierra de cultivo debe permanecer siempre ligeramente húmeda, sin un riego demasiado abundante, pues puede ser propensa a la pudrición de las raíces. El aire húmedo les beneficia, y se puede humedecer o pulverizar regularmente las hojas, aunque es mejor mantener las flores secas.
  • Tierra: Puede cultivarse en diversas composiciones de tierra, aunque su mayor provecho estará en un suelo con buen drenaje, libre en la base (sin usar porta-maceta o plato de base), y con pH de 6-6,4, agregando fertilizante líquido diluido en el agua de riego hasta una vez por mes en el invierno, y hasta dos veces por mes en el verano.
  • Fertilizante: El más apropiado es el conocido como el de proporción 3:1:2 (nitrógeno:fósforo:potasio).
  • Poda: Aunque es una planta anual y de crecimiento imitado, conviene quitar las hojas muertas y las zonas afectadas por insectos regularmente, y cortar los ápices vegetativos (inflorescencias que no hubieran prosperado).
  • Multiplicación: En general, la Celosía se multiplica por semilla tomada de sus flores, sembradas a principios de la primavera, con unas 6 semanas de espera hasta la brotación de la nueva especie.

Plagas y enfermedades comunes en la cresta de gallo

Para saber cómo cuidar una Celosía necesitas estar atento a las posibles enfermedades habituales de la planta. Por ejemplo, es muy frecuente que frene su crecimiento y comience a verse arrugada, en especial en sus hojas; esto mayormente se debe al riego excesivo o al frío demasiado profundo, y son males fáciles de solucionar adaptando el riego y la ubicación de la planta.

Entre las plagas más habituales que atacan la cresta de gallo, los pulgones llevan la delantera. Se los puede tratar con productos comerciales o con tratamientos caseros, procurando no humedecer las flores ni mojar demasiado la tierra.

Sólo ten en cuenta estos detalles para regular el riego, la ubicación y la atención que te ayude a cuidar y mantener una cresta de gallo, para decorar cualquier espacio de tu hogar con su frescura y colorido.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Cuidar una Cresta de Gallo, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social