Cómo cuidar tus gafas graduadas

Consejos para cuidar los anteojos graduados

Ya sea que recién comienzas a utilizar lentes o si ya eres un experto en estos temas, siempre es bueno aprender cómo tratar este accesorio tan vital en nuestra vida, sobre todo, para los que son miopes. Entonces, conoce más sobre cómo cuidar tus gafas graduadas.

Cómo poner y sacar las gafas

Es un error muy común quitarse las gafas con una sola mano y con un movimiento en "diagonal" o brusco. Lo correcto es utilizar ambas manos al mismo tiempo, tanto para colocar como para sacarlas, para que las varillas no se fuercen demasiado. Si lo hacemos con una sola mano, se presiona más sobre una de las bisagras, provocando un desajuste o bien rompiendo ese muelle.

El uso de accesorios para las gafas

Estuches: se recomiendan los rígidos, porque protegen mejor los lentes y sirven para guardar y para transportar. Las fundas flexibles no aportan esa seguridad y pueden provocar la rotura de las gafas al caerse, aplastarse, etc.

Cadenas o cordeles: son una buena opción para aquellos que se ponen y sacan los lentes a cada rato, por ejemplo, para leer. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado pues al estar suspendidas las gafas pueden golpearse fácilmente y rayarse.

Fibras de limpieza: El cuidado diario de los lentes es muy importante. Estos paños se entregan cuando se compra el par nuevo, o bien pueden adquirirse en las ópticas. Ayudan a quitar el polvo y la suciedad que se adhieren a los cristales, sin el peligro de que se rayen.

Cómo limpiar los anteojos con graduación

Si los cristales se mancharon más de lo habitual, una buena opción es limpiarlos con agua y jabón y secarlos con un papel de cocina. Existen otros tipos de limpiadores como sprays o toallitas especiales que son muy útiles.

Nunca debemos utilizar la ropa para limpiar los lentes, sobre todo los que son de lana o jersey. El riesgo de que se rayen es muy alto y esos problemas no pueden corregirse.

Cada cierto tiempo es bueno visitar la óptica para que le practiquen una limpieza profunda con un vapor especial en caliente, que hace el efecto de "pulido" para quitar las manchas atrapadas.

Evitar las temperaturas altas o bajas

Las gafas no soportan las altas temperaturas, por lo que no se deben dejar expuestas a los rayos del sol ni siquiera en invierno. Tampoco se recomienda que estén muy cerca de calefactores o radiadores, ni del horno prendido. Los que suelen ir al sauna, mejor que dejen sus gafas antes de entrar.

Por otro lado, durante los meses fríos, hay que tener cuidado con las bajas temperaturas de la noche. Cuidado con dejarlos olvidados en el auto un día de nieve o escarcha. Esto no quiere decir que se vayan a romper porque una vez pasan cerca del calor o del frío, sin embargo, hay que tenerlo en cuenta para que no se vuelva una costumbre.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo cuidar tus gafas graduadas, te sugerimos que visites nuestra sección Accesorios.

Esta nota te fue útil?
6 valoraciones.
El 83% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social